Si pudiera volver al infierno donde te perdí,

regresaría en el justo momento

en el que morir, fue un sueño para mí.

Me bastaría recorrer el aroma

de tus pasos al andar, mi encrucijada,

mi ignorado ritual.

Diapositivas en forma de luz

y de sombras.

Del tiempo unas caricias,

como ínsulas perdidas en un lejano mar.

 

 

Gustavo García Pradillo