Palabras, las que decimos, escribimos, pensamos, callamos, embellecemos o rompemos…
¡Cuánto poder tiene la palabra!
¡Cuánto valor tiene al ser dicha!
Y es que estamos hechos para creer en ella, la hacemos decreto en la vida…
En nuestro corazón siempre prevalece la confianza, por ende, casi todo cuanto leemos o escuchamos, es certeza…
Pero, quién no ha sentido una estocada cuando esas letras se rompen…
Cuando te das cuenta que lo que te han asegurado con firmeza, es una vil mentira. Entonces,  sientes que un frío te consume y a la vez, un fuego te hiere entre el pecho y la garganta…

Resultado de imagen para palabras rotas

Hielo implacable congela mis latidos
Quema el suspiro, ahogándolo en sollozos…
Emanan vertientes de palabras antes dichas,
verdades enmieladas,
embadurnadas en caricias…
Derroche de emociones,
besos y sedosas intenciones
que fueron el tesoro guardado
en el cofre de la dicha
en líneas coloridas
entre gotas de lluvia y luces amarillas…
Daga de mentiras
clavada en mis pupilas,
Se ha roto la magia
que envolvieron las palabras…
Así es como se destruyó
la expresión antes dicha.
Y qué si todo se termina,
me quedo en silencio,
me sumerjo en mis venas
y me zurzo las heridas…

Viviana Lizana Urbina