Dulce tentación 1.

 

Todavía era de noche cuando Norah Stuart salió de su casa por la puerta del garaje, conduciendo su nuevo coche, un BMW 118, para dirigirse a la oficina. Hacía frío y estaba nevando, lo habitual de un mes de enero en aquella ciudad, por lo que Norah se había abrigado bien antes de salir.

Para ser las seis de la mañana de un lunes, estaba más despierta que nunca. Al parecer, un tipo misterioso había ido comprando acciones de la empresa en la que trabajaba hasta lograr convertirse en el accionista mayoritario y había convocado una reunión esa misma mañana.

Norah había quedado a las siete de la mañana con Bill Mason, el director general de “Events”, la empresa de organización de grandes eventos de la que Norah era la directora ejecutiva, para prepararse la reunión con el desconocido accionista mayoritario del que ni siquiera habían podido saber su nombre.

Norah llegó a la oficina veinte minutos después de salir de casa y no se sorprendió al ver la oficina completamente vacía dada la hora que era.

–  ¡Qué ironía! – Pensó Norah en voz alta. – Ahora me levanto a las seis de la mañana y vengo a trabajar y hace tres años me acostaba a esta hora y me pasaba la mañana durmiendo.

Se sentó frente a su escritorio y actualizó los gráficos de productividad y beneficios, ordenó y archivó todas las facturas de la empresa y revisó algunos de los presupuestos que tenían pendientes de confirmación del cliente antes que Bill llegara a la oficina.

–  ¿Desde qué hora llevas aquí? – Le preguntó Bill mirando su reloj, pareciendo más un padre que un jefe. – ¡No son ni las siete!

Leer másDulce tentación 1.

Tocar el cielo

Tocar el cielo.
Cualquier día de estos seremos algo grande.
Cualquier día sin nombrarte, sin mirarme, sabrás que seremos uno solo. En un mismo texto.
Cualquier día de estos no lamentaremos tan poco descanso, y estaremos sonriendo y decidiendo que hacer con nuestras vidas. Porque será todo nuevo y habrá que pensarlo mucho, discutir y pensar en el fracaso como algo efímero, como un imposible entre tanto sueño.
No contemplo la derrota. En mi mente no entra el hundimiento. Sólo una inmensa alegría que llevaremos pintada en nuestras sonrisas y será el reflejo de lo que sentimos por dentro.
Cualquier día de estos, tú aun no sabes ni cómo, pero llegaremos lejos.
Y serán tus manos, sin llegar a vernos, imaginándote cerca, aun estando tan lejos, las que darán la fuerza, agarrarse a la ilusión para seguir avanzando, para que cuanto soñamos se haga realidad, y cuanto anhelamos llegue al mundo. Nos veremos recompensados de tanto esfuerzo y habrá sido duro, pero a la vez expléndido, haber luchado a vuestro lado y llegar juntos, a tocar el cielo.

La Arquitectura del Miedo.Carmen Pinedo

Carmen Pinedo es Doctora en Historia del Arte y licenciada en Historia Moderna por la Universidad de Valencia. Investigadora y escritora.

En su blog,   http://carmenpinedoherrero.blogspot.com.es,  de manera dinámica nos enseña a entender y comprender la pintura.

Es una niña pequeña, que no acaba de crecer, siempre tiene en la boca una palabra “Mira…”

Ella disfruta en cualquiera de sus facetas, se divierte, para ella es como estar siempre saltando de alegría, leyendo, escribiendo, escuchando música. Eso es sentir la vida, la música esta dentro de ti y resuena a raudales, como al bajar el agua torpemente en la cascada, el trino del pájaro al alba o la suave brisa que envuelve la noche. 

Te pierdes entre sus letras y sus cuadros, miradas que buscan retos, detalles, encuentran casualidades, conexiones a través de la pintura y la literatura, la música. Un baúl enorme en el que nunca te cansaras de enredar.

Y sus libros, muchos son los que tiene publicados, artículos y catálogos,  yo me quede entrañada en “Los ojos de la imaginación” perded un poco de vuestro tiempo en deleitar vuestros sentidos leyéndolo. 

Y ahora, como no hablar de su último libro, “La Arquitectura del Miedo” de la Editorial Punto de Vista.  

Yo he seguido su consejo al empezar al leer el libro, he dejado mi mente en blanco, dejarme llevar por una visión, una idea o una emoción que sus letras me trasladen.

Sobresalto, miedo, suspense, es aquello que encontramos cuando página a página nos adentramos en el mundo de los oscuro, estancias vacías, pasillos tenebrosos, castillos que hablan de muertes, sueños que son pesadillas.

En las casas solitarias sombras que cobijan, quien sabe, algún maligno secreto, o tan solo el ronroneo del gato muerto de miedo.

Senderos en los que la noche acompaña al sinsentido, mientras los gemidos del aire al rozar las ramas, sobresaltan al paseante que imprudente a altas horas marcha en soledad buscada no aprendida.

Esa sombra que proyecta, esa estatua que se mueve, esa sangre que fluye, la noche, música tenebrosa que acompaña el silencio mientras la muerte la arropa, todo es un compendio que nos produce miedo.

¿Es real, esa sensación, o es la mente que nos engaña? Suscitando ante etiquetas, momentos tallados a conciencia, pesar por la existencia.

“Mira” pasea tu vista entre sus páginas, deleita tu mirada con sus notas, con el arte que en ella se muestra  y con la imaginación dispuesta, vive sus momentos.

…y decide  tu, si es miedo o …

Espero os guste tanto como a mi. 

Marijose Luque.-

A %d blogueros les gusta esto: