Sin Nada

No me contento con ser
ese simple bufón
que se dedica a contar
todo lo que pasa
a su alrededor.
No me contento con el tacto,
con el no saber
que ya no sabes
que te dedico esta estrofa
que nunca me gustó escribir,
pero si haberla escrito.
Que  no me gusta leerme,
¡pero si tanto escribirlo!
no por  haberla escrito,
sino porque
mirando nuestros pasos
quizá,
los dos tengamos
algo de verdugos,
algo de indomados.
Sin duda es nuestro pecado.
Hipotecados en
nuestros sueños,
y maldecidos en
nuestros miedos.
Al deseo de estar solos
con la soledad,
del uno con el otro.
A la triste inconsciencia,
al dulce devaneo,
del uno en el otro,
Prometiéndonos almohada.
Nos despertamos del sueño,
como ayer,
Sin saber,
Sin tener,
Sin nada.

#RinconesdeMadrid , #RinconesdeMiBarrio

Entre las calles de mi barrio,

pasear  es  un viaje al pasado.

 

Las aceras son estrechas

para que caminaramos más apretados,

Los balcones son jardines elevados.

 

La luz juega al escondite entre sus esquinas,

cuesta  arriba y cuesta abajo te dejas el aliento,

a veces casi entre jadeos, subes sin resuello,

y tienes que parar, respirar hondo…

 

Veo en cada fachada una escena,

escucho las sonrisas que nos regalábamos.

 

Portales y jardines, bancos y bares,

lugares que ya no puedo mirar.

 

Cierro los ojos y aprieto el paso.

Reparo  en ese coche parado,

mi mente vuela al recuerdo

sin poder evitarlo,

sin querer,

queriendo,

odiando querer…

Y recuerdo que no volverán aquellos momentos.

Que ya encalaron las paredes

borrando viejos recuerdos.

 

Que las ventanas se cerraron,

y las puertas,

dejando dentro la vida…

 

No nos respiraremos,

No nos beberemos,

Ni florecerán pieles en invierno.

 

Los edificios que nos precedieron,

seguirán su recorrido histórico

a través del tiempo.

 

El bullicio de las calles arrecia con el sol,

Y las cortinas se abrirán,

iluminando los cuerpos.

 

El reloj correrá veloz,

no, ya no se parará el tiempo.

 

Vuela en libertad,

ten otros sueños,

olvídame,

que el pasado es ya un verso muerto.

 

Carla

@carlanoestasola

05/05/2016 a las 12:30

Sensualidad

Una noche cálida y húmeda
el susurro de tus ojos
la mirada de tu cuerpo
siempre junto al mio.

El delirio de tu piel
el anhelo de tu perfume
el olvido de tu tacto
tu belleza es mi locura.

Fui desnudándote con mi mente
tocándote con mi mirada
sintiéndote, acariciándote
gemidos de placer.

Rozando tu límite
besando tus labios
arrancándote tus sentidos
temblores de tormenta.

La luna hizo de espejo
de tu alma desnuda
conseguí llorar despierto
siempre junto a mi.

A %d blogueros les gusta esto: