Peleando contra el amor

Domingo quieto, poca gente caminando sobre la avenida. Suele ser común,además de aprovechar el fin de semana para descansar lo mejor posible.Pocos autos, da la sensación de tranquilidad, si así fuera siempre…Pero bueno, me dispuse a disfrutar esos momentos, había que aprovecharlos. Llegue a la plaza del centro, típico, la iglesia principal y frente el palacio de gobierno. Majestuosas construcciones antiguas y de arquitectura colonial. Hasta adentrarme al  típico parque también, que no debe faltar en un centro de cualquier ciudad.

 Parecía un vagabundo demente, caminando a paso lento y por lapsos deteniendome.Observaba algunos niños tirando maíz a las palomas que se asobronaban para comer, les divertía asustarlas y verlas volar en montón. algunos otros, saboreando helados, algodones de azúcar o cualquier golosina,  no tardó algún recuerdo de mi infancia en llegar a mi mente. Cuando llegue a los jardines centrales, no había nadie, todos se movían alrededor.

Solo una chica sentada sobre el césped y recargada en un árbol. Cómodamente leia, estaba metida en su historia que nada la hacía mirar en otra dirección. Realmente se veía tan tierna, una blusa a cuadros amarilla y unos jeans azules, al lado tenía un bolso de piel, de esos artesanales. Si que era linda. Discretamente me senté bajo otro árbol que daba de frente a ella.

Unos pequeños arbustos combinados con rosales me cubrían bastante. No quería incomodarla ni distraerla. Solo admirarla, sentir esa paz que con suquietud transmitía. Qué más podía pedir para descansar y relajarme? Pensaba, en que debí haber llevado un libro, al menos para disimular. Mientras recargaba mi cabeza en el tronco del árbol.

De pronto un ruido sobre mi, entre las ramas, lo que faltaba!, pensé.Un pajarillo o alguna ardilla que quiera reclamar su espacio, vaya inoportuno. Lo que menos quiero es esto, solo deseo mirar incansablemente a la chica.

 Sobre mis piernas cayeron un par de plumas blancas, suaves y no comunes,

al menos en los pájaros que por allí suelen estar. Llamaron mi atención.

Me hinque de frente a el árbol para observar qué ave podría ser.

todos mis movimientos fueron cautelosos, no debía distraer a la princesa

que leía.

Algo me asusto!… alguien se escondía entre las ramas y hojas moviéndose

más arriba, de pronto cayeron más plumas blancas.

-Hey niño! -deja de bromear y baja- -déjame tranquilo-

 Solo eso se me ocurrió decir, sin saber qué o quién era en realidad.

Más preocupado me sentí al ver una punta delgada en dirección a mi.

Apuntaba a mi cuerpo y, de repente se direccionaba hacia la chica.

-Oye!, déjate de estupideces, alguien saldrá lastimado-.

Todo en tono bajo, no quería llamar la atención, vaya lío!.

Parecía divertirle direccionando esa punta hacia nosotros, -Maldición!-…

Se termino mi, tranquilidad, mi paz y mi paciencia.

Como pude desprendí mi zapato y sin dejar de mirar al árbol, lo lleve a mi mano.

-No puedo fallar o estare perdido!-.

 Me moví hacia un lado y aprovechando que se cambio de rama, !zaz¡…

Conseguí desestabilizarlo, y caía de rama en rama amortiguando golpes.

No podía creer lo que veía. Y tampoco tuve mucho tiempo. Cayó sobre mi

y terminamos tirados sobre el césped.

Me fui sobre él y lo aprisione contra el piso, mientras entre los arbustos, miraba

a la chica, para observar sus reacciones… Parece que no lo noto!.

Cuando baje la mirada no podía dar crédito a lo que veía.

Era cupido… Si!, el mismo!

 Se agitaba y revolvía queriendo escapar y sin soltar su arco, intentaba flecharme.

no se lo permiti. Rodamos en todas direcciones, me puso los pies sobre la barbilla,

me tomó de los cabellos, mientras yo lo tome de las alas y del cuello.

Vaya que sí tenía fuerza el desgraciado!

Se me solto un momento, e intento flechar a ella entre los arbustos.

Lo jale de los pies, mientras me golpeo la cabeza con su arco.

Y así estuvimos, no se cuanto tiempo, luchando y forcejeando en el piso.

Casi termino desplumado, y yo despeinado y sucio.

 Cansados por la batalla, tomamos un poco de resuello.

De pronto al mirar entre los arbustos, ya no estaba!, ella se había marchado

y nunca supimos en que momento.

-Ves lo que provocas?-

-Solo quería admirarla y disfrutar su paz!-

-Y tú empeñado en querer enamorarnos!-

-Haz arruinado mi domingo!, el único día para descansar-

-Nooooo!

 -Y tú haz arruinado mi trabajo!- -a eso vengo a la tierra-

-A traerles el amor, solo bastaba que dejaras flecharlos-

-Eres un idiota!, tenias que descubrirme!-.

-Pudrete!- y allí quédate solo… Si así quieres estar-

Me rompió la flecha en la cabeza y se echó a volar…

Poco a poco me puse de pie y observe a mi alrededor, salí discretamente

y camine, no vi a la chica por el lugar. Nunca imaginó que pudo

haber salido enamorada esa media tarde.

Me diriji a la avenida y todos me miraban con la ropa sucia de tierra y los

cabellos alborotados.

 Llevo varios domingos sentandome en el mismo lugar, pero ahora si

con un libro, por aquello de las dudas y ella volviera.

Lo más grave, que cupido quedó molesto y no va a ayudarme.

Lo he pensado bien, tendré que hacer labor yo solo, digo, por si ella vuelve.

La verdad, es que esa vez no me sentía todavía preparado para enamorarme.

Después de todo, creo que los golpes que me propino cupido

me hicieron recapacitar, solo espero no sea tarde…

Xavier H.©  2015

La Arquitectura del Miedo.Carmen Pinedo

photo (7)Carmen Pinedo es Doctora en Historia del Arte y licenciada en Historia Moderna por la Universidad de Valencia. Investigadora y escritora.

En su blog,   http://carmenpinedoherrero.blogspot.com.es,  de manera dinámica nos enseña a entender y comprender la pintura.

Es una niña pequeña, que no acaba de crecer, siempre tiene en la boca una palabra “Mira…”

Ella disfruta en cualquiera de sus facetas, se divierte, para ella es como estar siempre saltando de alegría, leyendo, escribiendo, escuchando música. Eso es sentir la vida, la música esta dentro de ti y resuena a raudales, como al bajar el agua torpemente en la cascada, el trino del pájaro al alba o la suave brisa que envuelve la noche. 

Te pierdes entre sus letras y sus cuadros, miradas que buscan retos, detalles, encuentran casualidades, conexiones a través de la pintura y la literatura, la música. Un baúl enorme en el que nunca te cansaras de enredar.

Y sus libros, muchos son los que tiene publicados, artículos y catálogos,  yo me quede entrañada en “Los ojos de la imaginación” perded un poco de vuestro tiempo en deleitar vuestros sentidos leyéndolo. 

9788415930846Y ahora, como no hablar de su último libro, “La Arquitectura del Miedo” de la Editorial Punto de Vista.  

Yo he seguido su consejo al empezar al leer el libro, he dejado mi mente en blanco, dejarme llevar por una visión, una idea o una emoción que sus letras me trasladen.

Sobresalto, miedo, suspense, es aquello que encontramos cuando página a página nos adentramos en el mundo de los oscuro, estancias vacías, pasillos tenebrosos, castillos que hablan de muertes, sueños que son pesadillas.

En las casas solitarias sombras que cobijan, quien sabe, algún maligno secreto, o tan solo el ronroneo del gato muerto de miedo.

Senderos en los que la noche acompaña al sinsentido, mientras los gemidos del aire al rozar las ramas, sobresaltan al paseante que imprudente a altas horas marcha en soledad buscada no aprendida.

Esa sombra que proyecta, esa estatua que se mueve, esa sangre que fluye, la noche, música tenebrosa que acompaña el silencio mientras la muerte la arropa, todo es un compendio que nos produce miedo.

¿Es real, esa sensación, o es la mente que nos engaña? Suscitando ante etiquetas, momentos tallados a conciencia, pesar por la existencia.

“Mira” pasea tu vista entre sus páginas, deleita tu mirada con sus notas, con el arte que en ella se muestra  y con la imaginación dispuesta, vive sus momentos.

…y decide  tu, si es miedo o …

Espero os guste tanto como a mi. 

Marijose Luque.-

El Poder de las Letras.(Mariajose Luque)

El poder de las LetrasHoy quiero hablar de un compendio de actitudes que caracterizan a ciertas personas, que con su mente abierta y el corazón en la mano,  enlazados en la distancia,  a través del mundo de las redes y con el pensamiento de que la diversidad es la característica que otorga un poco de cada cual, a un nuevo proyecto,  consiguen la unión de muchos para  atrapar un sueño.

Desde distintos rincones del mundo, de la mano de un soñador, Pedro Altamirano, nace un proyecto “El poder de las letras”

shutterstock-224223841_smAtrapó su sueño y lo entretejió de tal forma que de momento, 18 autores están embaucados bajo su influjo. Caminan de la mano, comparten sus experiencias y sus deseos y en base a ellos en un lienzo en blanco,  perfectamente organizado, que atrae a la lectura, comienza a dibujarse una historia.

Una pasión compartida, las letras, las fotografías, la naturaleza…

Un hecho, las ganas.

Una leyenda de los pueblos nativos de América del Norte, habla del atrapasueños: las pesadillas quedan atrapadas en la red, mientras que los sueños se alojan en los hilos,  deslizándose hasta las plumas, de donde parten a la persona que hará realidad sus anhelos, sus aspiraciones. Su belleza, refleja la intención del mismo.

Esta web ha atrapado este sueño que camina con energía y positivismo, valores que junto a otros, muy importantes, dejan cada día de estar más presentes en nuestra vida.

Ese luchar por ser como queremos, por ser lo que queremos, ese contribuir a nuestros/vuestros sueños, compartir momentos, experiencias, ponerse en la piel de otro, soñar viviendo, despertando a un mundo donde no sean discriminados los autores que no tienen un apellido,  dinero.

Donde la apuesta por la diversidad sea un hecho real.

images (5)Zootronic, una película que viene al dedillo, Disney, ha hecho una apuesta maravillosa, que es reflejo de nuestra historia.

¡Sí! Id a verla, encontrarás en ella, mucho de lo que añoramos en la sociedad actual, en la que la deshumanización avanza a una vertiginosa velocidad.

Los protagonistas, dos especies confrontadas, una coneja y un zorro, a través de la historia de ambos, un mundo en el que la  discriminación se asienta, se descubren otros mundos…

Cánones de los que se  nutren algunos,  incitando así a esa segregación salvaje que produce tanto dolor y soledad.

Comentarios como “ son salvajes por qué es su genética” , “una bobita coneja sólo puede poner multas en el aparcamiento” “un zorro astuto, sólo puede ser un ladrón”, predisponen…   haciendo de  menos.

Una historia, llena de personajes caracterizados en los oficios que en nuestro mundo ocupan los humanos,  con sus peculiares  características: Los funcionarios perezosos, el ratón mafioso, la oveja Teniente de alcalde que es cada día apabullada  por un león que es el alcalde.

Luchadores, animales, que con el esfuerzo y la superación, consiguen triunfar y pese a todas esas trabas impuestas, son lo que quieren ser, como quieren ser.

Un mundo donde los sentimientos y la amistad, el reflejo de la emoción debe ser contenido, para no ser reconocido como débil y no estar al alcance de su maldad.

Ellos consiguen con tesón, siendo como son, ser lo quieren ser.

Consiguen sus sueños…

autores

Marijose Luque Fernández.  Fotografías de la red.

A %d blogueros les gusta esto: