Destinatario ausente


Cada día, sentado en busca de encontrar palabras precisas que te digan todo el amor que te tengo.
Rebusco y allá en mi interior las encuentro al mirar la sonrisa en tus labios
y el profundo mirar de unos ojos bellos.
No dejo de mirarte mientras escribo todo aquello que te digo, sin que me dejes de sonreír, sin dejarme de mirar es tu atención hacia mi, te mantienes callada, sin palabras, la pluma se desliza sobre el papel y no paro de escribir.
Ignoramos al tiempo sin contar los minutos que salen sobrando en este
nuestro momento, nuestro tiempo, que infinito es mientras juntos estamos.
Agotadas mis palabras, una hoja sin espacios, es noche ya…
Pero antes de ir a dormir, agrego: Te amo con toda el alma y punto final.
Doblo la hoja en forma de carta y la dejo bajo el porta retrato.
Te he echado de menos desde que no estas.
Mi cordura, mis sentidos, víctimas de una locura que me obliga a escribir
aquello que día a día te quiero decir.
Hasta mañana querida mía.

P.D.

Volveré a inspirarme en tu retrato, ese que olvidaste el día que te marchaste.

Xavier H.©

Literatura Argentina. Julia Prilutzky Farny

Un dulce paseo

Vibran mis deseos cuando andas cerca, es el olor de tu piel recuerdo de mi tierra al romper el alba.

En mi seno rocío, en tus manos limón, en mi vientre azahar, mezcla deliciosa
embauca los sentidos.

El trino del gorrión al anochecer, preámbulo de tu llegada. Jardines desréjados
dignos del sultán pasean tu mirada.

Cintura que entreteje rosales sin espinas, entre sedas de colores teje su espera.

Ojos que bañan inmensos océanos, desde las altas torres divisan las dunas que son tus curvas, secretas maravillas ocultas a la lujuria.

Luz del sol que armoniza conjugando los paisajes, humedad de la mañana entre los pliegues de la piel, deleite que hipnotiza mi ser.

Con el frescor de la tarde, reflejos de tu melena negra azabache, en las aguas del embalse embelesan al viento que sereno espera tu llegada.

Susurra el agua en su camino, deseo, cuando al diluirse en tu piel, profana, con la mudez de mis labios, te besa.

Silente el alma te espera.

Marijose.

A %d blogueros les gusta esto: