Oportuno

 

 

Ser resultado de un choque oportuno

 

No, no quiero ser pasado inmisericorde

clavada a una cruz sangrante

olvidando vuelos de dos palomas

con espíritus errantes

 

Sacramentos ilegítimos

oración rota entre cuatro paredes

cortejo de sordos, ciegos voluntarios

entre nieves alquiladas a soledades

 

Clavos que arden al fuego de unos brazos

no por crucificado menos ardientes.

No habrá Judas que nos libere

ni última cena en que los ojos sangren

 

En andas ante cofrades invisibles,

sin palios que nos refugien de la lluvia

saldrá hoy nuestra muerte

a caminar las calles

al compás doliente del ritmo de tambores

clarines  romperán las calles

 

El Silencio inunda los ojos anhelantes

Calla!

Hoy desfila la muerte

de un recurrente acto de fe

que año a año nos herirá

por siempre.

 

Calla!

Infiel bajo los pies descalzos

las cadenas de dos penitentes

al ritmo de cadencioso paso

velarán un año más

la muerte del alma

aún sabiendo que resucitará

al tercer día.

 

A escondidas una Magdalena

llorará incesante

la muerte de quién nunca la amó.

 

 

@carlaestasola

Viernes de Silencio.  Perdón por las ofensas, parece irreverente pero en el fondo es sólo un paralelismo de lo que me inculcaron desde niña, y que la rebelde que me habita convierte en homenaje a mi madre y a todos los Cristos y cofrades que saldrán hoy al Silencio.

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

2 comentarios en “Oportuno

  1. Querida Carla, magistrales tus letras en este viernes de silencio y muerte que, como bien dices año tras año nos herirá por siempre…Mi espíritu es también rebelde, así que no creo para nada que seas irreverente. Besos y abrazos todos guapísima. Ah, me encanta el Adagio de Barber!!!

    • Gracias a ti Marina por leerme siempre. Espero que no resultar excomulgada, ya que en su día si cumplí con ese sacramento. Y el recuerdo siempre es de respeto y emoción contenida. Abrazo grande!?

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: