Ojalá

 

 

 

 

 

Ojalá, querido amor, pudiera navegar a través del espacio  y del tiempo, convertirme en hechicera y en un efecto de la mejor magia detener el latido que al reloj acompasa, mantenerlo congelado en el bello recuerdo de cada instante que vivimos en su momento.

Ojalá, querido amor, que con la suave brisa que el viento mueve pudiera hacerte llegar todo el caudal de emociones y sentimientos que mi alma hacia ti contiene.

Ojalá llegara a tu corazón el sonido de mi voz con el latir de mi corazón susurrándote al oído cálidas palabras de aliento. Ojalá que sin murallas invisibles te abrazaras a mi amor, cobijo y bálsamo para  tus heridas y refugio de tus desvelos.

Ojalá que con una sonrisa en la mirada pudieras observar cuan sinceras son mis palabras. Ojalá que del letargo que te envuelve algún día tú despiertes y puedas ver con claridad la luz que mi alma  desprende.

Ojalá que con solo desearlo en guerrera de luz me convirtiera, lucharía contra tus demonios y vencería todos tus miedos.

Solo sé que en realidad muy cerca de ti me hallo, introducido en tu pensamiento el mío junto al tuyo se encuentra. Contigo está mi corazón, acompañando tus latidos, respirando el mismo aire, inhalando de tu aliento, inyectando tus arterias de amor para que tu corazón bombee con su fuerza.

Mi querido amor, si pudieras percibir la ternura  que por ti siento llegarías a entender cuan grande es el amor que tu ser en el mío despierta. Mi dicha se verá completa si al despertar del ensueño tu alma a la mía recuerda y en un reconocimiento mutuo  permanecen abrazadas hasta el fin de todos los días, hasta el final de todos los tiempos.

 

 

Imagen de la red

6 comentarios en “Ojalá

  1. Ese “Ojalá” tan lleno de verdadero amor, es imposible que quede en el olvido. Tan cerca están tus palabras como el amor que alimenta al que quieres despertar del letargo. Las vibraciones del amor traspasan murallas y hasta la más dura y grande roca.

    Es precioso tu texto poético, querida, Marina. Conlleva en cada letra emoción, sensibilidad y un aire de grandeza divina capaz de dispar cualquier oscuridad.
    ¡Me ha encantado!

    Un fortísimo abrazo, mi querida amiga.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: