Pais de hadas

Valles de sombra y aguas apagadas
Y bosques como nubes,
Que ocultan su contorno
En un fluir de lágrimas.

No busques más consuelo en lunas llenas, ni vendas sueños a soles ocultos que compran almas.

No lamentes tu desdicha. La suerte está ya echada. La lucha valdrá la pena.

Las palabras escuchadas.

Ahogo pensamientos, en aguas estancadas.