POESÍA

Nuestras letras

NUESTRAS LETRAS

Las palabras se derraman
en el cruel vacío
de un pedazo de papel
en blanco,
límpido,
puro,
que ansía ser cubierto
por el fino trazo,
a veces distraído,
de una pluma,
de un bolígrafo,
de un vulgar lapicero
que sueña ser cubierto
por mundos imaginados
o sentimientos efímeros
de un escritor,
de un poeta,
del simple escribidor.
Y en la mente del hombre
se enraízan las letras,
se unen en alianza
indisoluble,
franca,
fraterna,
inventando mil historias
o mil fragmentos soñados
o cien mil versos sentidos
con el alma,
con el vientre,
con el frágil corazón.
Poco a poco se derraman
sobre las líneas efímeras,
a veces imaginadas,
nerviosas,
disfrazadas,
engalanadas,
las palabras que en la mente
soñaron con ser plasmadas
hasta que el viento las borre
o se olviden,
o se quemen,
o simplemente se esfumen
de los ojos de un lector.
Ellas quieren ser leídas,
sueñan con ser disfrutadas,
descubiertas por mil ojos
soñolientos,
aburridos,
impacientes.
Y sobre el papel se plasman
los sentimientos fugaces
que en una noche de insomnio
nacieron para ser libres,
desplazados por el viento
a llenar los corazones
heridos,
dañados,
perdidos,
como si fueran ungüento
que pudiese hacer milagros
en el alma de un ser querido,
o tal vez desconocido,
que haga de nuestras letras
su lectura,
su pasión.

5 Comentarios

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: