Noche eterna

Noche eterna

Cuando la fría noche llegue y entre sus negros tules me envuelva ¿quién se hallará a mi lado? ¿quién confortará mi alma y recogerá mi último aliento? ¿quién me tenderá su mano y me mostrará el camino hacia el otro lado? 

Cuando la noche eterna me abrace brindándome el sueño eterno ¿con qué estaré soñando? ¿quién será el que mis ojos cierre? ¿quién escuchará mi último canto? ¿dónde yacerá mi cuerpo?

Cuando el silencio su tregua rompa y suenen los clarines anunciando la partida ¿por quién latirá mi corazón en el preciso momento? ¿en qué lugar del alma guardaré mis recuerdos?

Cuando se eternice la noche mi voz se hará más clara y potente, el aire llevará en su eco el más bello cántico que en el segundo último mi alma al mundo dedique.

Cuando la puerta tras de mí se cierre, se abrirán ventanas luminosas permitiendo la partida, aceptando la llegada a una nueva vida.

Cuando llegue el momento en que la luz me envuelva y me guíe hacia la morada del alma escribiré poemas con tinta de cometas y se esparcirán mis versos por todo el Universo. Pintaré paisajes con los más bellos colores que del arco iris escoja, dormiré complacida entre acolchadas nubes envuelta en nebulosa.

Agudizaré la mirada contemplando el mundo desde otro plano con una sonrisa eterna y visión ampliada. Cuando el día llegue en que la dama oscura a mi puerta llame le rogaré respete mi último deseo: que sea el mar quien abrace mi cuerpo y desde el azul de sus aguas mi alma hacia el Universo se eleve.

 

 

Imagen de la red

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: