No, no le gustaba la Navidad

 

 

 

 

No, no le gustaba la Navidad, hacía años que esas fiestas dejaron de ser lo que habían sido en su infancia. No, no quería que llegaran y, sin embargo cada año llegaban sin ninguna consideración ante sus deseos de que la dejaran en paz, de que pasaran inadvertidas para ella.

No se consideraba el “señor Scrooge” del famoso cuento de Dikens, pero con los años se daba cuenta de que la felicidad y los buenos deseos no deberían limitarse a una fechas determinadas. En su corazón anidaba un gran caudal de amor que derrochaba por todos sus poros. Amor que no tenía fecha ni caducidad y no podía soportar la falsedad o hipocresía que durante las fiestas navideñas imperaba en el ambiente. Los mejores deseos, las más altruistas acciones se ponen de manifiesto en nombre de ¿qué? de demostrar a los demás lo buenas personas, lo amantes del prójimo que somos durante unos días, la solidaridad que parece reservada para las fiestas navideñas, lo poco que nos cuesta DESEAR lo mejor en esa febril celebración…

No, no le gustaba la Navidad hacía muchísimos años, ese espíritu desapareció poco a poco debido a diferentes causas como el tomar consciencia del despliegue de intereses económicos y consumistas que se esconde detrás de las fiestas navideñas y porque los cambios producidos con el paso de los años en su vida familiar todo había ido modificándose y perdiendo el sentido festivo de antaño. A pesar de eso, en su fuero interno, debía reconocer que en esas fechas, quizá por todo lo que se va elaborando en torno a ellas, no podía por menos que volver la vista atrás y sin querer, su mente la traslada a otros tiempos y se envuelve en un sinfín de recuerdos que desatan las más encontradas emociones.

No puede evitar viajar a su infancia, en cómo disfrutaba saliendo a la calle e ir puerta tras puerta cantando villancicos para pedir el aguinaldo o verse sentada en la mesa en la cena de Nochebuena rodeada de toda la familia y, toda  era toda, incluidos tías, tíos, primos, etc. Esa noche, la de Nochebuena, es la que perdura en sus recuerdos como símbolo de las fechas en las que se había sentido dichosa y de las que pudo disfrutar con auténtica alegría.

La cena era de lo más sencilla ya que eran tiempos muy duros los de aquella época y apenas había dinero para grandes festejos, pero era feliz con el calor que se respiraba en el entorno familiar, cantando villancicos todos juntos, los mayores acompañando con botellas de anís del mono para hacer la percusión y los más pequeños con las tapaderas de las ollas…

Se aferraba sin darse cuenta a esos recuerdos de la infancia para poder mostrar una sonrisa en esos días y no echar por tierra ni estropear el espíritu navideño de quienes aún lo conservaban pero queriendo que pasaran lo más deprisa posible.

Las Navidades no son fechas que me resulten gratas, el peor recuerdo es el de unas navidades, hace ya bastantes años en las que murió uno de los seres más queridos para mí: mi padre, justo el día de Navidad. A pesar del tiempo ya transcurrido siempre planea en el pensamiento y con los años aprendí a dedicarle en ese día una sonrisa con todo mi cariño y agradecimiento.

Mi corazón está repleto de amor  hacia las personas que conozco, a las que amo y me rodean, a las que amo sin verlas físicamente pero las percibo dentro de mí y sé que están a pesar de la forma virtual en la que nos comunicamos, a las que no conozco, a las que sufren, a las que ríen y lloran conmigo, a las que me buscan cuando se sienten  apenados, a las que busco cuando necesito apoyarme en un hombro amigo…en nombre de ese amor escribo estas letras con los mejores deseos de AMOR, PAZ Y FELICIDAD para tod@s vosotr@s durante TODOS LOS DÍAS DEL AÑO…sed muy felices siempre, corazones bellos.

Marina Collado

2 comentarios en “No, no le gustaba la Navidad”

  1. Marina es un relato que me hace retroceder en el tiempo a mi también, cuando la navidad era vida en las calles con los amigos y primos y la vida era tan solo vida.
    Besos y Felices fiesta mi niña.

  2. Sí, creo que la Navidad cuando realmente se disfruta es en esa etapa y después cuando hay niños pequeños em casa…
    Felices fiestas corazón. Disfruta y sé feliz siempre.❤❤❤

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: