Cuando empuja el miedo

la angustia se revoluciona

¡Señor!

Y no es más que una norma

¡Que no entiende de credo!

Y ayer la ruina que fue, tal vez,

quizá la oscuridad,

quizá la tempestad que viene y va.

Un momento en el salón necesitó,

aclimatarse al mundo exterior

no es realidad virtual ni paz antisocial

es solo murmullo, sólo respirar.

No dejes de respirar.

La solución atemporal del miedo

es responsabilidad, y respirar,

no dejes de respirar.

Gustavo García Pradillo