POEMAS

Mirando al mar

Mirando al mar, pienso en tiempos pasados que fueron mejores. Tengo recuerdos de dulces añoranzas casi olvidadas, mientras las olas van fluyendo hacia mis pies y la espuma rompe. Veo la serenidad y paciencia con que me envuelve el color azul mirando al mar; veo el retrato de mi rostro pertrecho por profundas heridas de emociones y el triste muro duro que  ha creado a mi alrededor la tierna arena; y siento una lejana tristeza que me inunda cuando el agua del mar acaricia mis pies suavemente. Mi Tiempo se acaba y no hay mano que pueda evitarlo, sino que sólo cabe llorar. Y no puedo dejar no entender  por qué el destino me arrastra siempre al mismo lugar y acabo haciendo lo mismo cada vez: Mirar el mar. Como si fuera una persona, como es el Tiempo; como si fuera una barrera infranqueable hacia edén. Y siento el Valhalla que me llama más allá del horizonte que parte el Mundo en dos. Y, serenamente, dejo que el frescor de la salada agua me recuerde lo fría que es la vida. Siempre… mirando al mar.

Un Comentario

  • Marina Collado

    Me ha encantado ese tono entre melancólico, nostálgico al recrearte en la contemplación del mar. El vaivén de las olas, el rumor del mar, la brisa marina siempre despiertan encontradas emociones…mar y tiempo conjugados magníficamente.
    Abrazos, Wig.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: