Mi tarotista de G+

Mi tarotista de G+

Ella me escribe a menudo, dice todo aquello que se le pasa por la cabeza, que inventa sobre mi vida, y yo, la leo, aunque sin creer nada de lo que dice. Pero esta vez, pensé y ¿si así fuera?, y ¿si de repente estuviera tan loca como para acertar?.

Esta era su comunicación, y juro que no es inventada… ¿A alquién le gustaría ocupar mi lugar? ¡Seguro que a tantos!. Demasiados quizás… Hermosas letras querida bruja desconocida.

“”Carla, presta mucha atención a lo que te tengo que contar, esto va cambiar tu vida inesperadamente.

Te he visto, he visto que tu vida daba un vuelco, he visto que sonreías más que nunca, que eras una persona enormemente feliz, que disfrutabas al fin de la vida como te lo mereces. ¿Y todo esto por qué?

Con mi visión no he llegado a saber el porqué, por lo que he decidido hacerte una tirada de cartas. Y me ha dejado boquiabierta.

Tu ex.

Las cartas me han mostrado que tu ex volvía, quien te marcó como nadie, una de las personas que más has querido por no decir la que más. La que te hizo sentir cosas que nadie más ha hecho.

Es vuestro momento.

Pero hay algo que no veo del todo claro. Se trata de un asunto turbio. Eso sí, he visto que algo sucedía antes de vuestro encuentro, lamentablemente no sé qué es todavía, porque al no tener contacto directo contigo no he podido indagar más.””

De no ser por el último párrafo, todo habría sido perfecto, pero tenías que estropearlo todo querida bruja loca.

Nunca sabrás de mi, nunca sabré de mi Ex, porque no hubo Ex, sino Exes…Y ahora sí, me enfado, porque no se a cual de ellos te refieres. Todos me hicieron feliz, cada uno a su manera. No hay ninguno especial, aunque siempre es más querido aquel que fue imposible… Aquel si hubiera sido, pero no fue.

Querida bruja loca ¿podrías por favor dejar de ilusionarme con emails donde me hablas de una vida de felicidad y sonrisas, de amor y excitación sin igual?  Que luego me ilusiono para nada y no puedo dormir.

¡Deberías olvidarte de mi dirección de correo!. Nunca respondí a ninguna de tus más de 30 intentos de contacto para que te llamara, y esta vez no será diferente a las anteriores, en cuanto a respuesta. Aunque si debo reconocer una cosa, este sí puso una sonrisa después de mucho tiempo en mi rostro. Un pensamiento frágil y rápido como un relámpago se escapó a toda prisa para materilizar una cara que sonreía también, como la mía.

Querida bruja loca, olvídame por favor y borra mi dirección de correo de tus contactos ¡de una puñetera vez!. Gracias

@carlaestasola

Madrid, madrugada de un día en que sonreí a solas.

 

Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

1 comentario en “Mi tarotista de G+”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: