Mi fuego

Mi fuego

Aun recuerdo cuando tus labios jugaban con mi cuello
provocándome un estallido de escalofríos calientes
sobre mi cuerpo, y cuando tus manos tocaban mi secreto,
nuestro secreto,encendiendo nuestra llama de placer.
Te quite la ropa suavemente,acariciando tus pechos
mientras tú me dijiste «cuanto te quiero»,
respondiendo a si, mis caricias con cada movimiento 
de tu cuerpo.
Hicimos el amor toda la noche, aun sigo temblando
y mis labios locos adormecidos de tanto placer.
Tengo tus marcas clavadas en mi espalda,
tu olor impregnado en mi secreto, nuestro secreto.
Quiero todas las noches así, y despertar 
cada mañana a tu lado con los rayos de luz
tocándonos y dejar al descubierto nuestro secreto.
 
A %d blogueros les gusta esto: