Me han robado la primavera 10 (Soledad y recuerdos)

La calma se ha ido adueñando de mí, como si el paso del tiempo fuera un sedante.

Los días son más fríos pues al robarme la primavera me ha llegado el pleno otoño, con sus hojas cayendo por los árboles, los vientos que levantan fantasmalmente las cortinas y la añoranza por todo aquello que ya fue.

Hoy todo sería más llevadero, esperando a mi papá que me trae cada semana el mensaje escondido de que todo va a estar bien; así como ha estado siempre ya que él muestra siempre su mejor cara, aun cuando han pasado huracanes por sus días y me dice sin palabras que si él y su barco no se hundieron; entonces yo lo lograré.

Al esperarlo me invaden los recuerdos, el olor a café con una cucharada de azúcar; que me orilla a verlo sentado leyendo, tan correcto y formal en la mesa del comedor.

Llevo mil días encerrada y hoy no puedo verlo porque estoy obligada a estar aislada.

Me queda nada más que imaginar que está ahí sentado hablando conmigo de su presente y de lo que recordamos del pasado, y es que aunque él no es muy expresivo emana su profundo amor sin palabras dejando llena de paz mi rutina semanal.

Él es un caballero a la antigua, de los que ya no hay; de los que la educación y buenos modales son parte cotidiana de su actuar, con rutinas y pocas palabras: pero llenas de sabiduría.

Esta tarde de fuertes vientos, estando sola, lo siento a mi lado como siempre; cuando era mi barco el que estaba a punto de hundirse, cuando casi sucumbí ante las traiciones que suele recetarnos la vida, cuando el techo se derrumbó y tuve que construir días nuevos.

Y hoy, me toca sólo recordar, porque en este aislamiento; en el que muchas veces he estado a punto de perder la razón, la presencia a veces es imposible; así que con toda la paciencia del universo, permanezco sentada sintiendo el calor del sol y el movimiento de las cortinas mientras el viento me susurra que espere. Que en unos días más podré de nuevo sentir el calor de su corazón sentado frente a mí.

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.