Maltratada

Aparco mi soberbia por no serte grosera. Reduzco las miradas por no provocar malas palabras.
Que luego me arrepiento.
No es sano ser sincera.
En ratos de mosqueos.
No digas cosas claras, que luego ya no sientas.
Momentos inocentes que siempre dan un giro. Provocas ira, rabia, expulsas improperios, lamentas no huir y luego reconoces que no serías nada.
Te vuelves y sonríes.
Tu boca te delata.
Deseas otro beso.
La paz y luego calma.
Qué fácil es la vida.
Qué fácil complicarla.
Aparco mi soberbia por no serte grosera.
Y a veces me confundes, te gustan mis giradas, mis gritos, mis particulares payasadas.
Y no entiendo si es raro o tal vez ya es inercia, maltratan tus palabras, maltratan mis palabras.
Sentirse maltratada.

Autora: Miriam Giménez Porcel para El poder de las letras.

Autor Pedro Altamirano, me encanta el mundo de la informatica soy community Manager y hasta hace muy poco no sabía que tenía la capacidad de escribir donde conocí a gente maravillosa en la red y formamos un sueño ” El poder de las letras”.

3 comentarios en “Maltratada”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: