Los posos de mi café

LOS POSOS DE MI CAFÉ

Llevo cerca de diez minutos embobada dando vueltas con la cucharilla a los posos de mi café. ¿Estaré cambiando mi destino al removerlos? No, seguro que no. Mi mente ya desvaría y pienso que quizá algún día vaya a buscar a alguien que lea los posos de mi café.

No sé cómo, pero una cosa lleva a la otra. Desde luego, esta tarde estoy distraída a más no poder. Y de repente me encuentro pensando en que, al igual que el café ha dejado sus posos en mi vaso, tú también has dejado tu poso en mi vida. Un poso inalterable, inamovible, imposible de remover o de cambiar.

Y que, al igual que tú, otras circunstancias han ido dejando su poso en mí. Todo lo vivido, los amigos, la familia, los aciertos, los errores, las puestas de sol compartidas, las largas noches de llanto, todo ello ha ido dejando su particular poso en mí.

Todo ese sedimento constituye mi esencia, mi yo más profundo, el que se ha ido construyendo poco a poco, año tras año, del que me siento orgullosa. Todo ese poso es lo que soy yo.

Por primera vez desde que te fuiste, soy consciente de que tú ya formarás parte de mi poso para siempre, y que conformarás parte de mí. Soy como soy en parte gracias a ti. Gracias a ti hoy soy más fuerte, gracias a ti fui muy querida, gracias a ti nadie me volverá a engañar.

Es extraño, lo que siento ahora mismo es extraño. Porque después de esta revelación que me ha llegado a través de los posos que conforman mi yo, no pienso en tu marcha con pena, sino con tranquilidad. Creo que he logrado un sentimiento muy parecido a eso que han dado en llamar paz interior.

Gracias, gracias a los posos de mi café. Hay veces que las cosas más absurdas te pueden ayudar a abrir los ojos de una manera impresionante. Nunca subestimes el poder de lo más pequeño, porque puede llevarte a lo más grande.

About Ana Centellas

Soy Ana profesional de los números,apasionada del mundo de la letras,iniciando mi aventura literaria, aprendiendo un poquito más cada día y compartiendo mi sueño con una familia genial.

10 comentarios en “Los posos de mi café

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: