PROSA COTIDIANA

Los otros inviernos

Llueve. Lo mismo fuera que dentro.

Y tu ¿osas decir lo que siento?

No hay nada tan efímero

como un amor no correspondido.

Lágrimas cayendo sobre las manos del ciego.

Fuego quemando por dentro.

Llueve. Lo mismo fuera que dentro.

Y tu ¿osas saber lo que yo siento?

Matar esa soberbia.

Romper en pedazos esa ironía,

transformarla en modestia.

Entrar en calor, de nuevo.

Llueve y salgo a los charcos,

sonrío en silencio,

se esfuma el maquillaje

que camuflaba mis miedos.

Ya hizo demasiado frío,

en otros inviernos.

Llueve. Lo mismo fuera que dentro.

Chorrean palabras ancladas en el pasado,

habías sellado mis labios.

Hoy abro candados y cierro tu puerta.

Adios mi malvado ser de hielo cansado.

By Miriam Giménez Porcel.

2 Comentarios

  • Marijose

    Buenas letras como siempre. Sabes? Añoro otras letras que eran hermosas, mucho y parecían canciones de vida. Ya se que son momentos y ciclos o simplemente en lo que la pluma desea que escribas o apetece. Besos Miriam!!

  • Miriam Giménez

    Muchísimas gracias Mariajose por tu comentario y apreciación. Como tú bien sabes, en la escritura, como en la vida, no se elige lo que se escribe, sino que se escribe lo que se siente. Y no puedes escribir una canción de cuna, cuando te sale una canción de pena, o viceversa. Supongo que la estación, la caída de la hoja, el incipiente invierno que acecha consiguen sacar de lo más hondo un sentimiento profundo, pero no por ello estoy mal ni infeliz, son solo eso, estaciones. Me encantan todas, porque todas me aportan algo. Y concretamente el otoño y el invierno es melancolía pura.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: