Lo más triste de ser amantes

Es que tú volverás a ser parte de las letras de tu antigua historia

Aunque te bañes de dolor, de hastío y de soledad

 

Y ella

Se quedará atada a tu cuerpo

Aunque ya no existas

Aunque ya no invadas sus mañanas

Ni cierres tus tardes tocando su cuerpo

 

Lo más triste de ser amantes

Es que una amante nunca gana

 

Es que ella va, día a día cavando la tumba

de este amor que precisa matar lentamente

 

Lo más triste de ser tu amante

Es que pierde sus años y mata sus ilusiones

Sabiendo desde siempre serás letras de otra novela

 

De una romántica y fatal novela

En la que el protagonista nunca serás de nuevo tú

 

De esa novela que se escribe noche a noche con tinta de sangre

Cargada de puntos suspensivos

De amor verdadero y de un trágico final

 

Porque la amante

Siempre muere

 

Lo más triste de ser tu amante es que los besos de

otro sobre su piel serán arsénico para su alma

 

Lo más triste es que ella morirá

Dejando su huella en ti por tu eternidad

 

Ella morirá de amor eterno por ti

Tú morirás porque decidiste dejarla

pero te es y será imposible dejar de amarla