Si la contemplación de la lluvia es un placer de los solitarios

si estoy sola, en este poblado mundo

vivo en la angustia de la ingratitud y la presión

la presión de casarse y tener hijos

como si fuera una lista de cosas por hacer.

he amado sin rencor alguno, en este momento,

disfruto de los placeres sencillos

como la lluvia y los atardeceres

o la lectura de un libro, que por malo que sea

siempre tiene alma, desde aquí puedo despertarme

con el canto de los pájaros o los rayos del amanecer.

Puede ser que mañana amanezca psicótica

y sin alma propia, entonces, desde hace muy poco

no existe para mí mañana.

a veces, mi cabeza es un tren de pensamientos agobiado,

sigo pensando en morir d asfixia por las continuas convulsiones,

prefiero seguir contemplando la lluvia,

puede que la lluvia sea mi mejor compañía.

El cielo parece melancólico,

como si estuviera llorando por amores fracasados.

A  veces se vive con intensidad, otros días son serenos,

escribiré cuentos para mis sobrinos,

como la vida no me ha dado hijos, me ha colmado de sobrinos,

alguien dijo que una persona sin misericordia

es solo un hombre que come y duerme, entonces,

en qué contexto hay que llenarse de misericordia.

Mis ojos son un caudal de lágrimas,

creo que las voces me atraparán de nuevo

y escribiré cosas inapropiadas, por si acaso,

tú eres uno de ellos, estás enterado que la esquizofrenia

se ha apoderado de mí.

Entiendo más al pensamiento humano

y las barreras que mentalmente nos colocamos,

esa comprensión del ser, me ha hecho más humana,

sigue lloviendo, sigue oliendo a tierra mojada,

ese olor que me conecta a mi niñez.

Ojalá pudiera ser niña de nuevo,

borrar el pasado, pero estoy impregnada de él.

son mis huellas y mis heridas las que me hacen más hermosa.

Si tu madurez ha llegado,

piensa que es una virtud, te llena de vida,

de amor sereno,

ya no me taparé las canas, es el transcurso del tiempo

y mi memoria.

Sigue lloviendo, tengo la impresión que solo los niños de la calle

disfrutan del cielo cuajado de lágrimas.

Otros no pueden ver la lluvia con alegría,

entonces para cada uno existe una visión de las cosas.

¿Cuál será tu visión en este momento?

Karem Suárez