EL PODER DE LAS LETRAS,  PROSA POÉTICA

Llegaste sin propósito ni intención

 

 

 

 

 

 

Llegaste sin propósito ni intención, llegaste como lluvia suave que deja su húmedo rastro con olor a hierba fresca en el jardín que preparó mi corazón cuando ya las primaveras eran un mero trámite por el que pasaban sin instalarse. Vi brotar y crecer verde esperanza convirtiendo el corazón en un vergel de frondosa vegetación de flora multicolor con esencias renovadas. Se plagó el jardín de las más hermosa flores regalándome colores, cromatismos y fragancias que me acercaban a ti y con su aroma me embriagaron.

Llegaste a mí quizá sin saber que en mi hogar ibas a quedarte. No te busqué ni tú me buscabas, nuestros caminos se cruzaron por mandato del destino que tejió muy hábilmente y con sus finos hilos preparó el encuentro. Encuentro de amor que surgió en un instante, al reconocerse las almas en las miradas como por arte de magia al sentirse complementadas. Breve encuentro que marcó por siempre la intensidad de un amor que nació en algún lugar, en algún mundo en otros tiempos.

Llegaste sin propósito y sin saber que en el encuentro nuestros corazones se reconocerían. Se desbocó el corazón bajo el efecto del abrazo, leve roce del contacto, cálida caricia, estremecida el alma quedó liberada de nostálgica añoranza.

Llegaste sin propósito ni intención para ser jardinero de un jardín desierto de esperanza. Llegaste sin ruido aparente, sin necesidad de palabras, lo breve se eternizó y en el tiempo se congeló tu recuerdo.

Cuando llega el amor reclamando el alma que lo espera no importa cuánto tiempo transcurra ni cuánto dure la espera. Cuando la necesidad impera por cumplir el anhelo de estar juntas atraviesan el espacio y las galaxias  convirtiéndose en almas errantes que por el Universo vagan. Viajeras divididas atentas a la señal, escuchando el eco de sus llamadas, penando por encontrarse sin importar cuántas vidas hayan de esperar hasta mantenerse unidas y así complementarse.

 

 

@Marina Collado Prieto

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: