Lágrimas de sal

 

 

Lágrimas de sal

 

 

Y en tu mirada una lágrima se aleja del camino,

un solsticio ennegrecido de dolor

marca la frontera de la soledad,

de ese destino que se fragua

con el fuego de un único sentimiento

contrastando con la risa

de quien habita en la cornisa del terror.

llega la blasfemia al cataclismo que está por llegar

desde Londres a Washington, pasando por La Vieja.

Una Europa risueña y falta de guadaña, o eso parece

que disfrutará pasando por los pueblos libres

que se aíslan hoy encadenados a la pared de su fiel hogar.

 

 

Gustavo García Pradillo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.