Te prometo que hoy te iba a besar.

No pensaba en otra cosa. Y lo iba a hacer.

Entre comillas, despacio, y después desaparecer.

Robarte ese beso que llevabas tiempo escondiendo,

para que no pudiera hacerlo, pero lo iba a hacer.

Te prometo que no soy ladrona de nada.

Ni siquiera entro en tus sueños.

Tu sabes que robas los míos.

Yo sé que tu quieres entrar en otras noches.

Otros labios.

Otros cuerpos.

Te prometo que desapareceré con mi beso.

Y no volveré a reclamar este deseo,

que aun así no conseguiré esconder.

Estas ganas que llevo tiempo con ellas dentro.

Esta sensación de perdedora, si no te beso.

Tienes un poder que no consigo detener.

Y hoy te pienso besar, rápido, fugaz.

By Míriam Giménez Porcel.

A %d blogueros les gusta esto: