La perenne enamorada

En búsqueda del amor.

Le gritas a la vida, y hasta cansas las mañanas. 

Emprendiendo ya las tardes, con tus fuerzas renovadas.

Sales a buscarla. 

Se halla en algun sitio, como la ideaste, como la soñaste, desde niño. 

Y le cantas.

Te imaginas sus sonrisas, cuando hablas. 

La piensas a tu lado, por las noches. 

Recostada en tu hombro, y la llamas. 

Se vuelve sonriente, 

con ese brillo que te encanta.

Es ella. 

Siempre fue ella, la soñada. 

Y hasta a veces enojada. Insoportable. Tu la nombras. 

No hay ruletas. 

No hubo trampas.

Simplemente estuvo ahí.

Esperando tu llamada. 

Tus abrazos, tu mirada. 

Ese orgullo, de sentirse tan amada.

Observada desde lejos. 

Dibujada en pensamientos.

Ay!! enamorado mío, qué necio!

Ojalá algún día logres entender,

que es ella,

esa que baila a tu lado,

la que siempre estaba,

impaciente,

constantemente,

más cerca de lo que imaginabas.

By Miriam Giménez Porcel

perenneenamorada

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser.
Busca entre mis letras. Así soy yo.

1 comentario en “La perenne enamorada”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: