La Palabra Prohibida - Página de escritores

La Palabra Prohibida

Y no, no quedaron más noches

de vaciar el zaguán

recordando sin más

las suaves caricias.

Ropas caídas

del pudor de los años

jóvenes y encarnados

al arrullo de brazos

y de lenguas mojadas.

Quedaron atrás los sueños

porfiados del destino

en un alejado limbo

retando al olvido

a estrujar sin parar,

a escrutar la ciudad,

a no dejar de buscar

la palabra prohibida

que aquel día al oído

de la habitación a oscuras:

susurraste mi destino.

2 comentarios en “La Palabra Prohibida”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.