La otra humana

la otra humanaViste prendas desgastadas. 

Son más cómodas. 

Más humanas. 

Son sus telas. 

Las guardadas en armarios, nunca retiradas. 

Vende besos a quien compra. 

Sueña a veces que se arruina. 

Nadie entiende ya de ventas sin sentidos.

Nadie compra sin entradas.

No conocen los motivos

por los que ahora son así,

vacíos.

Y ella muestra al mundo 

las versiones ya pasadas,

las visiones, no pensadas,

las cuestiones, incuestionadas,

los problemas ya surgidos.

Las batallas, no libradas,

por cobardes.

Ni invisibles,

ni mudos,

que ofrecían guerras,

y brindaban,

victorias, jamás logradas.

Nadie gana.

Todos pierden.

Veo el miedo en las miradas.

Ella grita al mundo.

Cabalga sin descanso.

Con el sueño de no ser juzgada.

No es más tonto el que la escucha.

Es astuto el que más calla. 

Teme a pocos.

Vende todo, por lo que algunos matan.

Paz, amor y felicidad.

La carencia de este siglo,

¿Tienes claro que te falta?

By Miriam Giménez Porcel.

Sabemos lo que somos, pero no lo que podemos llegar a ser.
Busca entre mis letras. Así soy yo.

5 comentarios en “La otra humana”

  1. Enhorabuena, me hallo ante lo que considero un poema casi perfecto, lo que equivale a decir, más que bueno, ya que la perfección degrada.Impecable estilo, incisivo y sin escalas.Un silencio a flor de piel, que recala en lo más profundo sin otro adorno que la pureza y honestidad de este gran poema.Mis felicitaciones más sinceras.No nos prive de sus letras….

    • En ocasiones escribes y escribes y no paras, sabiendo que lo que plasmas tal vez no se entienda nunca o cada uno entienda lo que quiera. Pero te lo piensas y finalmente lo publicas con el deseo que llegue y transmita todo cuánto piensas. Con su comentario me anima a seguir así, con este estilo mio raro de decir las cosas claras y no tan claras. Directas al alma. Mil gracias!!!

  2. Grandioso mensaje el que contiene tu poema Miriam, sin duda para reflexionar sobre él. Me ha encantado amiga y te felicito por tan sabias letras. Un gran abrazo.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: