La mala educación

La mala educación

“Y ahora tú, qué pensarás,

Si cuando más me oprimían, más amé la libertad

Y es a a quién canto hoy,

Enseña a tu hijo, enseña a tu hijo

A amar, la libertad.”

Asfalto. Días de Escuela.

 

Hace tiempo que la luna dejó de reflejarse

En el espejo del humedal de tus ojos,

Inundado por lágrimas de soledad,

Hace tiempo que caminas

Por la senda inhóspita,

Calvario de lúgubres sombras

Amenazantes de miseria indómita.

Peregrinaje de ilusiones perdidas,

Fuegos fatuos, santa compaña.

Es el tiempo una pandemia

Que nunca para de brotar

Uno a uno los caminos pudre

Con su lento caminar.

Perdida la constancia

Perdida la ilusión

Del desengaño atenazada

Polvos de mágico cristal

Te invitan a soñar…

…Despierta.

Caminas sola, como hace tiempo

Por el alambre de la insensatez

Por el alféizar del tedio

Por la maldad del qué dirán.

Esa noche de frío invierno

Te encontraron en un portal

De Belén o de Raquel

Dio igual a cuenta del fin

Noche trágica de navidad

Que fuiste allí a morir

Con un burro y un buey

Apretando tu brazo

Con la goma, la jeringa y el maniquí.

Todo esto incapaz

De sanar por voluntad

La ignorancia y maldad

Del que nunca supo amar

Por la fuerza voluntaria

Del no saber educar.

 

2 comentarios en “La mala educación”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: