Reto  Dame la historia tú

Nora Arrieta

Llegué cargada con una maleta que guardaba el peso de mis pesares del pasado, así como los remanentes de mi amor por ti y por mí.

Y ahí, justo en el centro de la estación te busqué. Busqué cada segundo de la felicidad que nos dimos, busqué cada palabra y nota que solías susurrar en mi oído.

Como una orquesta fantasmal sonaba dentro de mi cabeza la canción que acostumbrabas cantar; y el mundo se fue tornando nebuloso a mi alrededor; mientras a lo lejos una voz pausada decía – salida de las veinte horas, parte en cinco minutos por el andén cuatro-.

 Con mucho trabajo intenté rehacerme. Respiré y lentamente caminé hacia el andén que me llevaría a un mundo sin dolor en el que no pudiera volver a verte, sin embargo; ahí estabas.

Justo ahí en el centro de todo porque, aunque te perciba como un fragmento de humo, estarás a mi lado  por siempre.

Aún en este mundo frágil y etéreo al que he llegado después de haberme ocasionado la muerte justo un instante después de perderte.