La despedida

La despedida

LA DESPEDIDA

Se alejó lentamente, cabizbajo, sin detenerse si quiera un segundo para permitirse una última mirada atrás. A simple vista podría parecer que su actitud era incluso contradictoria, alejándose despacio como si en realidad no quisiera hacerlo y, al mismo tiempo, sin volver la vista como si quisiera olvidar lo más rápidamente posible. Así era. Su mente y su corazón se debatían en una cruel dicotomía a medida que sus pasos se iban alejando más y más de ella, de tal forma que las lágrimas estaban a punto de comenzar a derramarse de un momento a otro. Esta situación le dio la fuerza necesaria para continuar en su pausado avance, sin girarse, sin volverse para verla por una última vez. Jamás permitiría que ella le viese llorar, jamás.

Ella, por el contrario, se quedó quieta en el sitio, inmóvil, mientras lo veía alejarse. Derrochaba tal aire de melancolía en su caminar que a punto estuvo de salir corriendo detrás de él. Pero no podía hacerlo, ya no. No después de todo lo que había pasado, de todas las cosas que se habían dicho. Sus lágrimas habían hecho acto de presencia en el mismo instante en que él se giró después de decirle adiós. No podía evitarlo, su corazón siempre había dominado a su mente y los sentimientos afloraban solos, sin ayuda. Pero su orgullo la impedía dar el primer paso para recuperar su vida, que se alejaba en aquellos momentos de ella para siempre. Jamás se rebajaría a eso, jamás.

Él la amaba. Tanto, que a duras penas podía soportar el camino que le alejaba de ella. Ella lo amaba. Tanto, que a duras penas podía soportar ver cómo se alejaba. Sin embargo, ninguno de los dos era capaz de admitirlo. Murieron juntos, irremisiblemente, en aquella despedida.

Soy Ana, financiera de profesión y escritora de vocación. Tratando de cumplir mi sueño. Aprendiendo, siempre aprendiendo. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

1 comentario en “La despedida”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: