INSTRUCCIONES PARA DETECTAR UN MONSTRUO   Prólogo por el autor

INSTRUCCIONES PARA DETECTAR UN MONSTRUO   Prólogo por el autor

Gocho Versolari, Poeta

 

Inicio el volumen con una confesión que pueda sonar extraña y quizá haya muchos que a pesar del entrañable afecto mutuo que nos profesamos, no lleguen a entenderme. Durante cincuenta años, mantuve con la poesía una relación vivencial y fluida. Esto significa lo siguiente: sentarme a escribir un poema implica generar un texto por completo diferente del anterior. Desde la llegada de Internet a Argentina, allá por mediados de los ochenta, procuré trasmitir este fluir de la poesía en lo que entonces eran  las “listas de correo”, antecedente de las redes sociales. Yendo al papel, he publicado hasta ahora en antologías, pero es la primera vez que lo hago en un volumen. Descubro entonces, que ese río impetuoso y siempre cambiante que ha sido hasta ahora la poesía, se lo coloca una represa que lo contiene y que brinda al lector arroyos y afluentes.
 Esto me produce algo de desconcierto y como parte de mi confesión debo decirles que he leído varias veces el texto: poemas de diferentes épocas, que tienen como denominador común la presencia del monstruo. Entiendo por tal el caos, la fuerza vital; la vida en suma con sus aspectos terribles y maravillosos. El dragón para la tradición extremo oriental. La bestia que nos habita; el “Frankenstein” de Mary Shelley para los occidentales. Elegí este concepto de monstruo para brindar al lector la imagen de ese movimiento incesante e incontenible que es para mí la poesía. 
 Es así que luego de la enésima lectura y corrección, y de un intento fallido (por prematuro)  de publicación, he decidido ofrecerles el libro. A quienes decidan abordarlo, les pido que antes de hacerlo cierren los ojos, respiren profundamente y tomen la lectura como la zambullida a un río caudaloso. Recuerden siempre que el libro tiene un antes y un después. Sé que muchos amigos se sentirán satisfechos con la lectura, pero no es suficiente. Un libro debe ser la invitación a romper las murallas que el mismo volumen levanta y que a veces oprimen. Por eso les ofrezco ahora y lo haré en futuras entregas, mi correo electrónico: gocho123@gmail.com. A todo aquel que adquiera el libro, estoy dispuesto a acompañarlo para  dinamitar la represa que representa el volumen. El lector tendrá siempre mi mano. No es que por ser el autor disponga de un secreto oculto que voy a trasmitirle: la poesía es siempre una aventura, seamos principiantes o supuestos expertos. Cada vez que la abordamos es como si descubriéramos un continente por vez primera.
En esta aventura, en sus deseos de profundizarla, el lector tendrá siempre mi mano para recorrer los mundos siempre cambiantes del poema.

 

INSTRUCCIONES PARA DETECTAR UN MONSTRUO – Amazon

Obra artística: Luisa Fernanda Otero Prada

 

GOCHO VERSOLARI

 
 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: