Perdí la vida buscando esa canción que tal vez no exista,

perdí la vida escrutando el interior de mí mismo,

intentando comprender entre el sincronismo

del señor del espejo y yo.

Sin ningún motivo el mundo gira a mi alrededor,

me da igual, le rompió el corazón

cuando aquí mismo le dio por decir adiós.

Estoy de vuelta, desesperado, no encuentro el equilibrio

se acabó el telediario y augura un mal final, de uno mismo.

Final de un ciclo de un ciclo lleno de vicio.

Y esperando una esperanza,

a ver si llega la mansedumbre y relaja.

Y despierto en las nubes

querría, sentía.

Que las flores me acogían

en su eterna primavera.

Voy perdido entre tu risa

si tuviera que perder

por ti lo perdería todo

si tuviera que volar

por ti sin paracaídas lo haría.

Lo que sin ti sería la vida,

cada vez más infinito.

 

Gustavo García