Huyen

 

 

 

La intención del desaparecido

no fue el daño

aunque huela el desencanto

en esas letras escritas

en la distancia del viento.

Es verdad y cierto,

entiendo su hastío

en las idas y venidas

de este, mi mundo perdido.

Valga de poco por compañía

que pudiera ser la mía

ni merecido el trato recibido

por la damisela del cuento.

son neuronas que temen,

que hacen de la huida coraza,

escudo protector.

Huyen para no aceptar

que la vida se equivocó…

…de tiempo

por siempre y para siempre.

 

Gustavo García Pradillo

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.