Somos unos privilegiados de poder disfrutar del buen tiempo, en esos días en lo que todo lo que se hace huele a fiesta, a cómodos momentos de ocio, donde las horas son largas para poder aprovechar el tiempo. Pero es hoy aún, no es mañana, ni tampoco es ayer, por tanto vivamos el presente, dejemos el pasado atrás y pensemos en el futuro. Este hoy que es mi futuro y casi mi pasado, quiero aceptarlo primeramente como venga, aprovecharlo y por último lo viviré intensamente. Así de ese modo quiero pensar cada día al levantarme y al acostarme. Que mis sueños no se desvanezcan con el tormento de que haré mañana, ya que para mi hoy es, mi mañana.

© Adelina GN

A %d blogueros les gusta esto: