Hogar.

Nunca había respirado tensión,

y ese día, se respiraba perfectamente.

Me llega la nostalgia después de tantísimos meses,

de la primera vez que cruce la puerta de tu casa,

los dos algo incómodos como si no hubiera sido nunca tu hogar,

me diste un beso casero, con mantita y tele,

la segunda vez que pasé la puerta de tu casa,

ese día, también sentía que era mi hogar, pero seguía confundida.

Y me di cuenta, de que antes de entrar en tu casa la primera vez, en la calle, en el parque, en la acera de enfrente, también era nuestro hogar.

Tú y yo no necesitábamos ese hogar,

ya éramos nosotros.

1 comentario en “Hogar.”

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.