Hemos perdido la razón

Intentamos todo para engañar a nuestro corazón.
Insistimos en convencernos que no es amor
Mentimos fingiendo que es sólo calor de cuerpos

Y, comenzamos a desear un amanecer juntos
Anhelamos despedir la luna desde la misma ventana

y poseer el aroma matinal de nuestro amanecer

Seguimos negándolo a nuestros propios sentidos

Mas nos pensamos cada día durante veinticuatro horas
Nos deseamos cada instante y tu fuego se enciende con sólo pensar en mí
Ya conozco tus suspiros cuando te vas

Ya conoces mi insistencia sin palabras para que no partas

Y seguimos negándonos que ésto es amor

 

No sólo a ojos de otros sino a nosotros mismos

Te mientes gritándote qué no me amas

Me miento diciéndome que no te necesito y gozo mi soledad

 

Juramos que entre tú y yo no habría mentiras ni velos

y nos negamos día a día la verdad de lo que sentimos

Nos engañamos inventando que no somos la misma historia

Siéntate aquí con el corazón abierto y las manos implorando al firmamento.
Lo justo haré yo recordando la promesa que nos dimos.

Decir sin velos, hablar con la verdad y en la verdad vivir.

Está este espacio vacío reservado para nosotros dos

No está ella y, en fortuna, no está él

No están tus lazos atándote a tu pasado

ni el mundo en el que te posas cuando estás apartado de mí

Nos encontramos de frente tú y yo.

Te resistes a la libertad de amarme

Y te engañas al inventarte que soy cuerpo y nada más.
Tus manos me lo han dicho

tu manía de tocarme,

tus llamadas sin razón,

tus suspiros que delatan

La chispa de amor que estalla cuando estamos juntos

 

Acéptalo ya.
Hemos perdido la razón

Tú por mí. Y yo por ti

About Pedro Altamirano

Autor Pedro Altamirano, me encanta el mundo de la informatica, y hasta hace muy poco no sabía que tenía la capacidad de escribir donde conocí a gente maravillosa en la red y formamos un sueño " El poder de las letras"

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: