Dedicado a mi hermano fallecido recientemente.

Sé que encontraste el camino y que tu alma ya descansa en paz querido hermano.

¡¡Hasta luego!!

 

 

Te envolvió la noche en su manto de eternidad apaciguando tu dolor, desvaneciéndose el sufrimiento mientras caminas hacia la luz, tu alma viaja hacia el lugar de paz donde otra vida comienza. Te fuiste mecido por la mano de amor que llegó a ti para mostrarte el camino por el que debías transcurrir y no te perdieras en el trayecto, tu alma compañera que por ti veló desde el otro lado y se mantuvo a la espera.

Cruzaste el umbral y la luz iluminó el sendero a seguir, otras almas queridas te reciben y te acogen con amor, todos tus desvelos quedan resueltos, vuelves la mirada hacia atrás y contemplas con otra visión a los seres queridos que te acompañaron durante tu tránsito en la vida terrenal. Llegaste al final del trayecto donde tu alma descansa, el lugar de origen donde la vida comienza.

En mi corazón siempre te llevaré, hermano, hasta llegado el momento en que volvamos a encontrarnos en el lugar donde reina la paz, en algún punto del Universo donde el tiempo no existe y la luz es perpetua.

 

 

 

@Marina Collado