Guerreras de luz

Guerreras de luz

Las huestes, las guerreras de luz esperan a que la noche domeñe al día,  para reanimar  los cuerpos sin hálito de vida.

Suenan las trompetas, ecos reverberan. Ángeles custodios preparan la batalla.

Se descuelgan de los cielos, los telares de la diosa, que en su momento, las ayuda para que no se quebranten en la destrucción de su mundo.

Con cada hilo prendido, sus corazones han zurcido, sus sonrisas acompañan la batalla de una nueva vida, que aún no se da por perdida.

Los soles se descuelgan de los cielos, y brillan  entre las nubes de la primavera, dónde las semillas de vida brotarán antes de que fluya el verano.

 

Ellas recuperan los dones de sus ancestros, eclosionándose  nueva luz que se desprende en el universo en el que fluye la vida nueva.

 

Y  mientras…

 

… los seres humanos duermen,  en el eco del silencio, hasta que avance el alba.

 

Luz de vida nueva. 

Marijose.-

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: