Gritos de esperanza

Gritos de esperanza

GRITOS DE ESPERANZA

Llegan gritos de esperanza
a mis oídos cautivos
por el miedo.
Dibujo en mi semblante
una curva extraña,
un gesto ya caído en el olvido,
una sonrisa cargada,
cual revolver desgastado,
de ilusiones vanas.
Quisiera que su carga
disparara
de una vez por todas
en la sien sembrada
de infinitas canas
de mi cabeza,
colofón del alma.
Con el corazón ya cauterizado,
orientado por instinto
en dirección correcta
justo al lugar exacto
donde el olvido habita,
traicionero,
compañero de batallas,
espero con temor
que mi voz se alce también
en gritos de esperanza.
Solo llega a mi mente
sulfurada
el eco vacío y sordo
de una voz que fue callada
en todas las batallas
que la vida
le dio a librar
para robarle el alma.
Apuesto ahora
mi vida y mi destino
a la ruleta rusa de la suerte
y aguardo mientras callo
mi voz, que ya está muda,
esperando ver la bala plateada
que anuncie
al mundo entero
mi suicidio.
Quizá la vida tenga preparada
una salida más digna
a mi suplicio
y cuando apriete el gatillo
ya no salga
nada más que un simple
chasquido en mis oídos.
Ese momento ansiado
hará que exhale
el último suspiro contenido.
La respiración continuará,
pausada,
y comenzaré a escuchar
en mis oídos
mi propia voz
alzando al cielo
mil y un gritos de esperanza.

Soy Ana, financiera de profesión y escritora de vocación. Tratando de cumplir mi sueño. Aprendiendo, siempre aprendiendo. Aprendiendo a escribir, aprendiendo a vivir.

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: