Grito de Mujer .- 2018 en 30 países del mundo.

Grito de Mujer .- 2018 en 30 países del mundo.

Grito de Mujer es un Evento que se celebró por primera vez en el año 2012 en República Dominicana.

Su objetivo rendir homenaje a la mujer y la no violencia a través de la poesía y las artes. Desde un primer momento fue acogido por un número  importante de poetas y grupos literarios. Y año tras año se celebra bajo un lema distinto y la sede y lugar de apertura es país distinto.

Faros de Esperanza es el lema de este año y yo quise hacerle un poema.

Durante todo el mes de Marzo se realizan números eventos y actividades en ciudades de los distintos países del mundo.

El Martes 13 de Marzo tuve el honor de participar en el Programa “Yo amo las letras” que conduce un hermoso ser de luz “Rosario Salazar”  y cuya programación este día era “Grito de Mujer”

Dejo el enlace del programa entero, en el que participaron  Esperanza ZC, Jesús Tlacaelel, Gustavo Adolfo Villanueva Falvy, Esther Ruiz Zumel, Martha Lombana, Juan Manuel Rosas  Balderas, Graciela Marcos,  y una entrevista Eliza Mejia del Programa Derechos Humanos. 

Grito de Mujer 2018 Martes 13 de Marzo

Y les dejo mi “Grito de mujer” para quien prefiera leerlo en vez de escucharlo. Decir que hubo unas letras dirigidas a abrazar a los papas de nuestro pequeño Gabriel.

 

Faros de esperanza

Luz en todo el mundo

prende

momento en que el grito avanza

pidiendo respeto

 

Esperanza que susurra

que conversa

que grita

que patalea

que es la premisa

para la vida.

 

Otea el horizonte

verás como ya brillan

nunca han de apagarse

esos faros de esperanza

 

¡Mujer!

camina,

sin miedo

en la mirada

no consientas nunca

perder la vida

la esperanza.

 

Avanza a nuestra vera

la luz se abre camino

faros de esperanza

brillan en el mundo.

 

Hola Rosario, buenas tardes allí en México, madrugada en Madrid.- España.

Este año es en tu país la sede de Grito de Mujer y sé que te sientes emocionada por ello.

Gracias por darme la oportunidad y el placer de participar en este evento.

Como todos ya saben, este año el lema es “Faros de esperanza” en homenaje a todas las madres luchadoras del mundo, muy en especial a todas aquellas madres que han perdido a sus hijas fruto de la violencia

Un horizonte en el que la vida de una mujer, sea abuela, madre, hija, no sea incierta.

Mujer llena de vida, son malas artes aprendidas del ayer, el no respetarla en todos los sentidos.

Hombre ¡Escúchame! Una mano nunca has de levantar, un problema nunca has de causar, un insulto lanzar, conversar es la premisa donde todo conduce a la luz.

Convivencia es la palabra que grita mi voz.

 

Ella, yo, nosotras

somos la fuente de vida

¡deja de dañarla!

abrígala en un abrazo

ámala como merece

 

¡No juzgues nunca su ser!

 

Compleja creación, no lo dudes

torbellino de hormonas

que su vida hace difícil

 

¡Que lo sepas!

 

Huracanes de emociones

sentimientos irracionales

llantos y sonrisas

frágiles pero fuertes guerreras

corazas implantadas

sentir difuminado

sutil su alma que ama

con todas sus consecuencias

 

Abuela, madre, hija, amiga, amante

fecunda la tierra con su simiente

enseña y respeta

costumbres

y avanza camino

sin importar si es lodazal o empedrado

si sangran sus pies

o anegan las lágrimas

 

Escala abismos

recorre desfiladeros

desvencijada recoge sus restos

se recompone a si misma

zurce los corazones

enreda caricias

besos reparte

 

Sin importarle el destino

con coraje espera y recibe

a veces malos tratos

 

Cuando la vida la cruje

protege a su prole

y a la de otros

de la miseria del hombre

la deshumanización que avanza

caminando

a pasos agigantados

 

Nombrarla como queramos, podemos, la muerte por política, por violencia de género o …

es muerte violenta de una mujer y si es de una hija o una nieta, más aún el dolor esparce semilla.

Yo quiero rendir homenaje a todas las mujeres que han muerto por causa de la violencia, da igual de que tipo.

 

Tengo en mi memoria aún, a Alberta Cariño Trujillo, a la que conocemos por Betty Cariño, ella fue, es una sembradora de sueños y esperanza. Justo antes de partir en la “Caravana a San Juan Copala” dijo: “Tengo miedo, no te creas. Las cosas no están nada fáciles”.

Y su madre la perdió, la humana y la madre tierra, por la que ella diera la vida, como defensora de los derechos humanos y la justicia, que tanto bien trajo a su tierra. Ella murió hace ocho años por culpa de la política, y aún no se ha esclarecido este crimen. Homenaje por su fortaleza, por todo aquello que creó y defendió hasta perder la vida en ello.

Os leo un poema que quedó en un homenaje realizado a esta gran mujer hace ya un año.

 

“Diseminando el mañana”

Fluye en el aire sus palabras.
abre las mentes de las gentes.
rubrica en la piel la libertad
donde ser y tener sea real.

Un mundo sin esquirlas purpuras,
se privan a la fuerza los derechos,
se impone el miedo sin templanza,
en un universo desnutrido
esperanza y vida es lo que queda.

Mas siembra muerte porque si,
donde no hay miedo, germina semilla,
que será luz en un mañana.

Al sembrar con sangre la tierra,
equivocadamente olvidan que germina fuerza,
la debilidad se arraiga en la madre tierra,
para brotar como fortaleza y esperanza,
en ese hoy, que será mañana.

 

En Brasil, en marzo de 2014, una mujer de 38 años, Claudia Da Silva fue muerta cruelmente a manos de la policía militar, al parecer en un fuego cruzado en un operativo con los narcotraficantes. Ella era madre de cuatro hijos. En su traslado al hospital fue arrastrando del furgón policial como si de un saco de patatas se tratará. No hubo ningún tiroteo, tenía tiros en el pecho y en la frente. Su pecado haber ido a comprar pan. Su trabajo auxiliar en el hospital. En este caso es una hermana la que muere y su hermano, esposo e hijos quienes tienen que velarla.

Allí en su tierra, una muestra fotográfica, alzó su voz en su defensa y en contra de aquellos de los que eran rehenes cada día de narcotraficantes y policía militar. Una frase se escuchó “Entre unos y otros vendidos estamos”

Personas de todos los rincones del mundo, enviaron dibujos que representaran a Claudia como homenaje.

Tal vez, ya no recordéis que en Twitter se lanzó su nombre hasta lo indecible.

 

Poema

Entre unos y otros, estamos vendidas

la vida se angosta entre sus manos

madre ¿Qué hacemos?

encerradas en casa no podemos

en la calle jugando no debemos

enfrentamos cada minuto

desde que llegamos a la vida

es el reflejo del miedo

la mirada

es la ansiedad de esta vida

la locura

es sin quererlo

la muerte misma

llamando a nuestro cuerpo

el tic-tac no cesa

y la parca llega.

 

Podemos hacer un recorrido por todo el mundo y tantos años atrás como deseemos, porque es algo tan actual como antiguo.

En España, por ejemplo, en el año 1936, las niñas María Jesús, Coral, Josefa, María y Joaquina fueron violadas, asesinadas y arrojadas a un pozo.  Esto horrendo hecho tuvo lugar en el pueblo de Fuentes en Sevilla.

En Pontevedra también en España una niña de cuatro años y otra de 9 años fueron asesinadas con una radial, por su padre en julio de 2015.

Y para mi es imposible no hablar de un crimen horrendo que tuvo lugar en España, conocido como el crimen de Alcácer, en Valencia. Tuvo lugar en el año 1993, se secuestró, violó, torturó y asesinaron a Miriam, Toñi y Desirée, tres niñas de catorce y quince años.

El hallazgo de los cuerpos y el posterior conocimiento de las vejaciones a las que fueron sometidas provocaron una profunda conmoción en la sociedad española y ni que decir a sus madres.

Criticar el papel de los medios de comunicación, pues se generó basura que solo buscaban dinero y sensacionalismo, sin tener en cuenta el daño causado en el círculo familiar y a veces, esto es algo frecuente, que debería evitarse y tener eso que se llama “rigor profesional”.

 

Poema

¡No! Es siempre la palabra

ante un abuso

es tu derecho

respeto y educación

es su obligación

 

¡No! es siempre la palabra

ante un golpe

en tu cuerpo, en tu ser

en tu mente, en tu alma

cuidarte es su deber

pues la vida prendes

 

¡No! es siempre la palabra

ante sexo no deseado

ellos tienen otras opciones

si lo desean

pagar por ellas deben

prostitución con respeto o

masturbarse

es lo que resta

 

¡No! es siempre la palabra

grita si es preciso

patalea

pero siempre

¡No! es la palabra

 

Un gran homenaje a las madres y abuelas de Argentina, que luchan y lucharon por recuperar a sus hijas y en este caso a sus hijos también. Desde 1977 se unieron en una organización no gubernamental y nunca tuvieron miedo en su lucha por qué ya les habían hecho todo aquello que podían hacerles.

Les arrancaron de sus brazos su vida. Y muchas ya no la recuperaran, pero siguen adelante por qué saben algunos están vivos, en otros lugares, con otros nombres y merecen que vuelvan a ser suyos.

Son dos generaciones perdidas, muertas o sustraídas, tanto dolor causado.

Sus voces desafían al régimen militar que sigue negando lo acontecido, durante la última dictadura. Junto con el Tribunal de los Derechos Humanos de la Haya han conseguido llevar a juicio estos crímenes.

Un gran reconocimiento desde aquí, para ellas, por la gran labor que aún continúan realizando y el esfuerzo en educación en que están invirtiendo, para que no quede ningún argentino sin conocer su verdadera identidad.

Solo a modo de comentario: Ellas han conseguido dar voz a sus niños “Robados” solo decir que, en España, aun viviendo en democracia, se llama al silencio.

 

Poema

Flamear de las banderas

inquietan las almas

derrumban fronteras

alzan las armas.

 

Abrirse paso entre las garras

invierno de oscuridad avanza

esculpiendo el hielo que nos salve.

 

Crestas de rugosas olas de lava

crece la maleza

erosiona la esperanza subyace la vida.

 

Esquivas las respuestas

ciegan al alba andares

abismos de rabia

se repiten las historias.

 

Sin sentido bajo las sombras

el sentido común espera

 

En noviembre de 2015 Madres de mujeres desaparecidas en Ciudad Juárez, México, muestran pancartas con los nombres de sus familiares desaparecidas, durante una marcha de 370 kilómetros para exigir que les sean entregados los restos de jóvenes.

 

Poema

Caminamos con sus rostros

sus nombres y sus recuerdos

dejamos huella en el asfalto

clamando justicia

 

Reclamamos sus cuerpos

su vida sesgada

dennos al menos

el descanso de saberlas

en casa,

después de la muerte…

 

Ya nada queda.

 

Como española no puedo dejar de nombrar a las madres de las niñas que en la última década han muerto en manos de depravados. -Diana Quer, Marta del Castillo, M.ª Luz Cortes, Susana Ruíz y Anabel Segura, entre muchas otras que perdieron la vida y les fueron arrebatadas en lo mejor edad de su vida, cuando tenían todo por crear, soñar, vivir. Y sus mamás, ya no pueden sino recordarlas con dolor

Poema

Dejaste en la nada su cuerpo

entre la tierra cubierto

las raíces se enraizaban

creando reposo

acariciando sus dulces almas.

 

Entre tus manos turbaste

su corta vida

torturando y ultrajando

su ser

 

En el abismo quedaron

sus madres

sabiendo el dolor sufrido

que en alaridos de grandeza

los asesinos colmaban

en el lodazal en que ellos viven

la muerte.

 

Justicia, nada paga la muerte

el dolor de sus madres

el reflejo en el espejo

del monstruo que no cesa

de ennegrecer el alma

por la pena sembrada.

 

Perdida la vida

juventud crispada

muriendo mientras, viven

sus madres.

 

Son tantas las hijas, madres, hermanas y abuelas que nombrar que no tendría suficiente número de páginas para rellenar en el ordenador, donde ahora escribo, ni las horas de programas suficientes.

Abrazar a todas e incluso, enviarles fortaleza y esa palabra tan hermosa que, aunque parezca no sirva para mucho, lo es, empatía y que debería pronunciarse en mayúsculas EMPATIA, SOLIDARIDAD Y HUMANIDAD junto con la educación todo lo que puede conseguirse es fortalecido por estos pilares.

Poema

Tras el espejo sin brillo

la niña veía su pálido rostro

a la luz de la luna

sin vida quedaba

mientras su alma

volaba sintiendo

su libertad

sin cadenas

sin rostros difusos

identidades confusas

en su mente

quisieron deshabilitar

su calma y quietud

en que fluía sin más

dolor que se calza mi vida

que agota hasta el pensamiento

 

*Conclusión. – Comentarios*

A lo largo de la historia han existido momentos, civilizaciones en que la mujer, no solo era respetada si no la matriarca del lugar. Ella sabía siempre, sin miedo, como lidiar con la vida, con las guerras, con la ciencia y caminar al frente de las tropas, de las casas, de…

La hechicera de las tribus donde al saber se aunaba medicina y espíritu, curación de cuerpo y alma. Heredera de secretos de otros tiempos, donde la vida se encaminaba hacia otros mundos, los dioses y/o su lugar de descanso.

Recolectora, cazadora, espíritu valiente, tótem fuertes y respetados.

Aun así, siempre el hombre pretendió desde el pasado ser con su mayor fuerza amedrentar a las mujeres y sirvienta y esclava en todos los sentidos convertir.

Replegarla a las funciones de sexo y madre, alejando de la caza y relegándola a la cueva, a los templos, al deleite del placer sin más.

Adorno y placer era su sentido en muchos tiempos. Sin respeto uso y desuso hoy una y mañana otra.

Civilizaciones tan antiguas que las reinas eran mujeres y grandes guerreras, donde tanta diferencia hay en la supuesta evolución del hombre.

Se enseñó a ser rastrero, a ser tu dueño sin tu consentirlo, se impuso que no eras nadie, ni decidir si quiera si traer al mundo un ser humano, una analfabeta querían a su vera, como hijas, como hermanas, como madres, como abuelas. La ignorancia ancla y convierte en esclava del hombre a su antojo y decisión.

Un sanatorio era el rincón donde alojabas tu vida si eras un puntal de saber o deslumbrabas. Si no aceptabas sus preceptos ni convivir bajo su yugo.

Y ahora aún hablamos de aquellas mujeres que por precepto llevan el burka o el pañuelo, el velo y la imposición del silencio.

Cuando realmente nuestra sociedad avanzada llamamos, hace tan poco tiempo que era igual, sin burka, pero con silencio mortal.

Libros y música como mucho era la realidad, un paseo en un jardín, del brazo de algún hombre, poco más.

Y ahora que tantos años costó prender una llama de esperanza, progresando hacia el respeto y el asomo de la mujer a la vida, resulta que se desquebrajan aquellos pilares que como Wolf comenzó a sembrar.

Son aún los hombres, siempre lo han sido machistas, pero es el gran problema, el de hoy, tengámoslo en cuenta, la progresión en aumento, no solo en ancianos y adultos, las generaciones de hoy día, y las que llegan tempranas, guardan en su mente, en su hacer, que ellos son los amos de la mujer. No importa sea la edad.

Asustados estamos ante el incremento de los delitos sexuales que por menores o en grupo se cometen y en los que, a veces, la víctima, una niña, es tratada con dureza por qué ella provoca, ella asiente, si no, no ocurriría nada.

Aun peor es cuando esos delitos se acompañan de la muerte, y tantas madres han de sufrir por la pérdida de sus pequeñas.

Escuchamos que los novios despechados, que los amigos se enamoran y no consienten un no.

De criminales que no están donde deber permanecer.

Cuantas no solo perecen, sino que mueren en vida, niñas pequeñas que son presas de gente que solo podemos llamarlos depravados.

La primera mujer que denunció en España a su marido por violencia de género fue quemada por su acosador, su marido.

La ONU lo nombra como “Pandemia”.

Se podrían dar muchas cifras y porcentajes y los lugares del mundo, pero eso que nos indica, no mucho más de lo que ya sabemos.

Lugares pobres o ricos, mujeres de alta o muy baja esfera. Todas estamos metidas en el mismo bombo y tenemos las mismas papeletas para que nos toque.

Hay que erradicarlo, es una enfermedad a la que hay que hacer desaparecer y rápidamente.

No se puede permitir que la mujer siga siendo objeto de maltrato, de burla, de humillación, de desprecio…

Un alto número de porcentajes indican que mueren a manos de sus esposos, novios, exparejas, pero incluso otros conocidos cercanos como pueden ser amigos o conocidos del trabajo, compañeros del colegio.

Afecta a todas las edades. Comienza de la manera más sencilla, en la que a veces, ni tan siquiera sospechas, un pequeño control de tu vida diaria, unas llamadas que se van incrementando, discusiones cada vez más frecuentes, hasta que se inicia el siguiente paso, da igual sea en el ámbito familiar o fuera de él. Ocurre y eso es lo que debe evitarse.

La expresión “violencia de género” se ha institucionalizado como aquella violencia que se realiza hacia la mujer exclusivamente, generalizado a cualquier ámbito (no solo en pareja) y que lesiona de algún modo el bienestar psíquico o físico de la misma.

Las leyes no transforman la cultura, pero mientras se apuntala, pueden ayudar a tener fuera de las calles o al menos controlados a estos depredadores.

Discriminación y desigualdad en la vida, en la escuela, en el trabajo…

El matrimonio infantil, la ablación, explotación sexual, drogas.

Luchemos por una sociedad, por un mundo libre de violencia contra las mujeres y contra todo el mundo.

Respetémonos todos y convivamos.

¿Tan difícil es?

Me da miedo que la juventud han involucionado y son verdaderos trogloditas en este sentido.

No entiendo a esta juventud que busca a las muchachas para abusar de ellas por a la fuerza.

No entiendo que no puedan entender, si tienen entendimiento, que hasta un animal, con un gesto,  sabe lo que significa NO.

Una menor nunca puede dar consentimiento, está siendo violada.

Un grupo de hienas, parecen ahora, muchos muchachos y no tan muchachos.

Las muchachas tienen que protegerse, tienen que mirar cómo van vestidas, tienen que prestar atención a quien está a su vera. Tienen que quedar con su padre o su hermano o un amigo de confianza para regresar a su casa viva.

Se están coartando las libertades, dejando que germine el miedo que es la peor plaga de la humanidad.

Dejen de ser animales y compórtense como seres humanos que saben distinguir entre el bien y el mal.

Entre el deseo y el poder, respeten de una vez a las mujeres y dejen que sean libres como ustedes, que hagan lo que deseen sin saber si hoy regresarán vivas a casa.

Sean coherentes, seamos coherentes.

 

Convivencia es el respeto

para todo ser vivo

donde nada, nadie

es destruido, coaccionado.

 

Respeto es querer a vecino

como te quieres a ti mismo

empatía es la palabra

que define todo

 

Mujer que es tu madre

tu hermana, tu mujer

que da vida a la vida

y que sin ella

nada serías

 

Cuidémonos y disfrutemos

de la vida

con respeto y consentimiento.

 

Marijose

 

Gabriel, nada entre las nubes, con tu sonrisa das brillo y luz a un mañana en el que la humanidad sea más coherente.

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: