fui muchas cosas

Fui el único verso

que salió de la nariz

en aquel estornudo de primavera,

la tierra roja que abría sus carnes

para empaparse del agua quieta de la mañana.

Fui la esquina abierta

donde los horizontes

se escriben en servilletas de papel,

el espejo donde nacen los gestos,

las sombras que crecen en la pared.

Fui muchas cosas, sin duda,

pero ahora, en este instante de luz,

sólo quiero ser el beso de tus buenas noches.

3 comentarios en “fui muchas cosas

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: