Feliz renacimiento, amigo

Feliz renacimiento, amigo

Sin saber cómo ni por qué, se puso en marcha decidió que era el momento.
Cansado por la espera, abrió las puertas de su corazón de par en par.
Voló.
Se sintió ligero.
Ahora si podía retomar su  camino, sin que ella fuera una carga.

Marijose.-

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: