No puedo vivir sin tu aroma

sin tus hojas gastadas por el destino.

Pareces que vives en un invierno eterno,

la sabiduría de tu interior me alimenta

en mi sed de conocimiento.

Te he visto ajado y amarillento,

te he visto con un olor nuevo de imprenta.

hemos confeccionado para ti la magia de conocerte,

tú, libro, entre tus hojas se encuentra mi sabiduría.

Eternamente agradecida.

Karem Suárez