Con estos nuevos ojos

Con estos nuevos ojos

Puedo explicarte porqué no estás,

aunque nada me habría gustado más

que siguieras,

contemplando mis amaneceres,

desde ese sillón junto a la ventana,

desde el que te gustaba observarme.

Ahora puedo hacerlo sin dolor,

después de mucho tiempo…

 

He logrado perdonar tus mentiras,

aunque en realidad fueron sólo deslealtades.

Serviste para darme cuenta de que

debía quererme,

sacar seguridad de entre inseguridades,

desdoblarme y observarme,

desde ese tu sillón,

confortable desde la seguridad,

de la pertenencia.

 

Pero no soy tú,

necesito verme libre,

no ser poseída,

sino poseerme.

No esperar nada

para ser esperanza.

 

Y desde esa visión,

afianzarme,

creer en mi,

acercarme hacia adentro

con estos nuevos ojos

que al fin me ofrecen la perspectiva apropiada.

Ahora comprendí porqué siempre me alejaba.

No era miedo, si siquiera resquemor

necesitaba esa lejanía

librarme de todo influjo

para ser yo,

no parte de ti.

 

Sentirme a mi misma.

 

Hoy ya no te odio,

he comprendido que eres débil,

porque las necesitas a ellas

para alimentar tu ego,

eres dependiente…

 

Y yo ahora,

puedo decir que no te quiero

que no necesito nada ni a nadie

para ser yo misma.

Ni siquiera un espejo.

 

Sin peinar,

sin ducharme,

recién levantada.

En esta casa,

sola…

Sé que mi vida depende de mi,

me pertenece,

me necesito,

y me quiero.

 

Sin más,

tal como soy.

¡Este desastre!

que soy yo.

 

¡A la mierda el mundo!

 

@carlaestasola

Ya no sé donde estoy, pero estoy conmigo. A 22 de Septiembre de 2017

 

Música: Pink Floyd – Shine On You Crazy Diamond

Imagen:  Autor desconocido


Ella
Carla Duque es el pseudónimo de una mujer que no creía en sí misma. Aprendió a integrar en su vida cotidiana todos los grandes adelantos de la tecnología desde hace tanto que no alcanza a recordar, lidiando con todo tipo de engendros con teclados. Sobrevivió al cambio de siglo adaptándose a su entorno, no sin esfuerzo. Fue acusada en juicio sumarísimo de huir de la realidad con este personaje, no sabían sus jueces que nada había más lejos de su realidad que la vida real.

Yo
Soy en la medida en que me dejo llevar por las teclas, procuro con toda la torpeza comprensible en una advenediza, enlazar sílabas, componer palabras que se asocien entre sí expresando todo aquello que mí día a día no me permite expresar.

Desde niña me desahogué ante un folio y traté de asesinar mis recuerdos, más todo acababa siempre en una papelera, una hoguera, o en un cubo de basura, siempre hecho añicos.

Llego al mundo bloguero y monto mi primer blog en el año 2008. Luego, mi inconstancia me llevó al olvido. Volvía en el 2011 con otro, y otro blog… Pero no fue hasta el 2013 cuando surgió “La Mala Rosa”, le siguió “Subversión Labial”. No fue hasta mi colaboración para “El Poder de las Letras” desde hace dos años al que debo mi recién estrenado metodismo. He conseguido a regañadientes sentarme con periodicidad a escribir para mi cita de los viernes con los lectores.

Y hasta aquí puedo escribir, el futuro es incierto, sigo sin creer en mí misma, pero no cejo en el empeño de conseguirlo algún día.

6 comentarios en “Con estos nuevos ojos”

    • Para ti no hay “debos” sino quieros y puedos, somos luchadoras y todo nos sirve para retarnos y superar cada reto. Compañera sabes que estoy contigo, especialmente ahora. Descansa y relaja ??

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: