El curso del tiempo quería preguntar, qué pasa si camino torcido…
El caminante desvalido contestó: Hazlo, pero sigue guiando mis pasos…
Caminamos en la misma dirección…
Sí, contestó la vereda, juntos llegaremos al final…
Yo me quedaré en él, objetó el polvo…

©Adelina GN