Erradicándote

Foto

Hoy fue un día de ésos, donde leí tanto y cada letra me llevaba hacia la tristeza. La leí de tantas formas, todas bellas…
Primero leí una historia de un perrito que es abandonado, una crueldad que me hizo llorar. Bueno, soy sensible y no me privo de echar lagrimones si algo me cala el corazón.
Con el correr del día, me ocupé en mil cosas en casa, pues mañana una de mis peques cumple un año más junto a mami. Imagínense, esto es una revolución.
Y si le agregamos que desde el domingo en la noche tengo 2 hijas más, unas hermosas cachorritas que estaban abandonadas en nuestra calle.
La de trastadas que han hecho en el patio de casa son innumerables, pero mis hijas están maravilladas. Siempre han querido tener un perrito. Ahora hay dos.
El día fue entretenido por tanto que hacer, pero también me di mi tiempo de lectura y de letras. En esos instantes, leí dolores ajenos, de esos que ocupan y duelen hasta en el aire, como también leí de un bello sueño, de nuestra amiga Marina.
Hay tanta riqueza en las letras que llegaron a mi alma y opté por escribir del ingrato dolor. Y esto salió…

Erradicándote

Y sí, lloro
y lleno el mar rojo…
Sí, me desgarra el dolor
y mis carnes se desangran por mi mirada…
Así estoy,
no cabe en mí tanta desazón
y la melancolía me habita donde tú te alojabas.
Es que fui yo quien erró…
Vi un arcoíris en medio de tanto sol.
Ilógico, no había llovido…
Vi agua en un río que está seco desde hace tiempo…
Sentí calor tibio que se colaba por mis pasos y no,
sólo era nieve que caía a mi alrededor,
aunque es posible que queme,
pero jamás calienta.
Fui yo, no fue él.
Él tiene su propio calvario
y ya no pude ayudarlo.
Estoy parada en un punto
en que debo pensar en mí,
ya no es tiempo de seguir tras su sombra…
¡Caigan a raudales!
No importa.
Hoy, se los permito.
Lavemos bien cada recodo,
que no quede nada que lo traiga a la memoria.
Recuerdo el día que regresó a remover las cenizas
y el fuego se hizo más intenso…

Ahora, me aseguraré que no quede nada para revivirlo.
Ya no más.
Hoy quedo sola conmigo
y eso, es ganancia.

Espero que esta mezcla de hoy, les haya agradado.
Me despido hasta el próximo miércoles, si Dios así lo permite.
Un abrazo.

Viviana Lizana Urbina.

About viviana

7 comentarios en “Erradicándote

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: