En un suspiro

 

En un suspiro se desvanece el momento. En un suspiro conteniendo el aire, como queriendo aprisionar instantes que ligeros y volátiles se deslizan a merced del tiempo. Atrapados quedan en el recuerdo las secuencias de miles de añejos suspiros reflejados en la comisura de los labios que, entreabiertos, demandan la llegada de una nueva inhalación en la que un nuevo suspiro quede atrapado en la memoria del recuerdo.

Suspiros de vida que se abren paso a la velocidad del sonido en perpetua libertad de volar y alzarse sobrevolando todo lo vivido en un pasado inminente. Suspiros repletos de fracciones de mínimos instantes desintegrándose en las alas del viento que sopla a favor del transcurrir del tiempo.

Suspiros reclamando congelar la instantánea paralizando al mismo tiempo, suspiros que agonizan eternidades antes de volver la mirada al ayer que flota en la frontera de los segundos siguientes.

En un suspiro todo se hace posible, todo nace, todo crece, todo muere y renace al mismo tiempo.

 

@Marina Collado

 

 

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.