ELLA

ELLA

Ella sólo me entendió

 Y eso para mí fue algo nuevo.

 Inimaginable siquiera en mis sueños.

 Ella sólo me indicó

 Que existe camino en el corazón.

Abocado, derecho a la perdición

 Me dejaba llevar,

 Mecido por la apatía.

 La negra me esperaba

 A cada vuelta del sendero

 Viciado andaba, revuelto.

 Despertó en mí la sensación,

 La que emana en los cuentos.

 Inundó mi alma de alegría.

Ella nunca dejó crecer

 En mi la desesperación

 Alumbró con su intensa luz

 Cualquier atisbo de oscuridad

 Que a poco que asomaba

 Me hacía caer en la vulgaridad.

Al fin su llama se extinguió

 La muerte equivocó su disparo certero.

 La ruina desencadenada del dedo de algún cruel Dios.




Y por el mundo me hizo vagar

 A través de la inmensidad

 Escuchando el susurro del viento.

Vivo desde entonces

 Condenado en el umbral del horizonte.

 Donde se junta el cielo con el mar

 Esperando la estrella que alumbre el camino

 que me haga volver a ver su blanca piel.

Desde ahí vigilo expectante

 Sin perder de mi memoria

 A quién me dio la enésima oportunidad

 Como fiel ángel de la guarda.

Y hacerla regresar

 Burlar a la muerte

 Y volver a encontrar su luz

 Entre las estrellas.

About Gustavo Garcia

Si escribo es para apartar de mi la tristeza, La amarga conciencia.Dejo atrás con letras .El olvido de la memoria.En estos poemas cuadriculados.Que no entienden de métrica.Mis silencios engañan a los sentimientos.Quebradizos, adoptados.Y escribo y no hablo Y lloro tinteros Resultado de imagen de tinta y plumaLágrimas de tinta.Resbalando por la pluma.Hacia donde reside el poema. Desde donde nace el poema.

4 comentarios en “ELLA

  1. I feel loss, tempered by a hope of its recovery. Perhaps that is because I have felt like that myself that I see the same in your verse, Gustavo. A hug.

Deja tu comentario, así nos haces grande

A %d blogueros les gusta esto: