EL VALS DE LAS MARIPOSAS

 

EL VALS DE LAS MARIPOSAS

A las mariposas de alas blancas que brillan en todos los hospitales,

A su atención esperanzada por nosotros, tristes mortales…

Las bellas magas de la bata blanca,

que combaten los demonios de las fiebres con coraje.

Noche y día, vibran de vida los blancos luceros de sus sonrisas;

Día y noche, duermevela sin reproche; carrillos encarnados entre ajetreo y drenaje;

Iris de Cielo en diversidad: Castaño, negro azabache, azul paraíso…

Inmaculada tez natural. Si existe Dios, estoy en su piso,

mientras sus féminas de marfil danzan el vals de la vida para mí.

A las Hacedoras de Bien,

con sus frentes preocupadas y serenas a un tiempo.

Su amable ternura de miel,

siempre dispuestas entre el desafío y el desaliento.

Sólo deseo volver a sentir su candor en mi piel

y perderme yo en su seno.

Eduardo Ramírez Moyano

Deja tu comentario, así nos haces grande

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra página

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Página de escritores will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.