Te espere,

quise tomar contigo el te de las diez,

como no venías,

me lo tome,

mientras lo bebía,

en mi mente se formaron estos versos,

sin rima,

que se convirtieron en poesía.

©Antonio Caro Escobar